Madres y trabajadoras ¡dátis!

0

El 8 % de las madres trabajadoras abandonaron su trabajo cada trimestre en 2019

El trabajo flexible, el gran aliado de la retención del talento femenino. El 90 % de las pymes no tienen implantadas medidas de igualdad. El 69 % aplican políticas flexibles para atraer y retener el mejor talento, entre ellos, el femenino

9 millones de mujeres dadas de alta están dadas de alta en la Seguridad Social. Eso está muy bien. El problema es que de los 3.246.047 españoles que se encuentran actualmente desempleados, hay 1.896.072 mujeres, un 28,8 % más que los hombres. Y eso que según el INE, en 2019 el 51,9 % de las mujeres de 25 a 29 años había finalizado estudios superiores, frente al 40,9 % de los hombres en la misma franja de edad. Pese a ello, la tasa de paro de estas mujeres es un 3,27 % mayor que la de los varones.

Los espacios de trabajo flexible impulsan la inclusión y la diversidad. Son más accesibles tanto para los padres y madres a tiempo completo como para los que desean trabajar de manera flexible para dirigir proyectos y actividades al margen de sus trabajos habituales. La reciente ampliación del permiso de paternidad a 12 semanas es un claro ejemplo de una nueva realidad laboral más exigente con la conciliación entre la vida laboral y personal de los empleados. El 90 % de las empresas españolas todavía no tienen implementados planes de igualdad, a pesar que será obligatorio implantarlo según el Observatorio de Contratos de Formación de Audiolís.

El concepto “trabajo flexible” va mucho más allá del trabajo parcial y se refiere a la capacidad de los trabajadores para trabajar como quieran, donde quieran y cuando quieran. Conciliar es vital para el 81 % de los españoles según IWG. El 69 % de las empresas españolas está aplicando políticas flexibles para atraer y retener el mejor talento, entre ellos, el femenino.

El impulso a la flexibilidad laboral contribuye a que las madres trabajadoras que acaban de incorporarse de una baja de maternidad compaginen sus tareas familiares con su trayectoria profesional. De lo contrario, las mujeres seguirán percibiendo que su maternidad repercute negativamente en sus carreras profesionales y valoran pausar su desarrollo profesional o la reducción de jornada. En 2019, el 8,3 % de las madres trabajadoras abandonaron su puesto de trabajo cada trimestre. El 75 % de los ocupados a tiempo parcial por cuidado de hijos, familiares dependientes eran mujeres,

“Esta realidad no solo supone el ya conocido techo de cristal para las mujeres trabajadoras sino que provoca una falta de diversidad en las empresas españolas que se traducen en una menor productividad y un impacto económico negativo con la consecuente pérdida del talento femenino por las horas no trabajadas. Las empresas que optan por alojarse en oficinas flexibles o permiten a sus empleados que vuelven de una baja maternal trabajar en este tipo de espacios, les proporciona la flexibilidad y la agilidad deseada para ambas partes, tal y como señalan el 85 % de las empresas encuestadas por IWG” Philippe Jiménez, country manager de IWG en España

Ilustración: Quino

Share.

Comments are closed.