“No basta con crear empleo para personas con discapacidad, debe ser además un empleo de calidad y con garantía de futuro”

0

En su X Edición, el Premio INTEGRA que otorga anualmente BBVA ha recaído sobre Fundación Juan XXIII Roncalli, reconociendo la experiencia y trayectoria de esta entidad en la generación de valor y de calidad en el empleo para personas con discapacidad, apostando por la innovación y el impulso de iniciativas pioneras con gran impacto social. Entrevistamos a Javier Arroyo, Director General de Fundación Juan XXIII Roncalli

La Fundación cuenta con más de medio siglo a sus espaldas, un largo recorrido que es sin duda clave para haber obtenido este galardón. ¿Qué supone para la entidad este premio?

Desde que abrimos nuestras puertas en 1966, con un colegio de apenas 17 niños con discapacidad, no hemos dejado de crecer, conscientes de las necesidades de apoyo que requieren las personas con discapacidad para su inclusión efectiva en la sociedad y por supuesto en el mercado laboral. Hoy somos más de 900 personas las que a diario nos reunimos en nuestros centros con esa misma ilusión y compromiso, atendiendo, formando y empleando cada vez a más personas, derribando barreras y generando oportunidades.

El esfuerzo de tantos años se ve recompensado con este premio, por ello estamos muy agradecidos a BBVA por seguir año tras año apostando y reconociendo la labor de entidades como la nuestra, que contribuyen a una sociedad más justa. Este galardón supone un impulso para seguir creciendo y nos va a permitir llevar a cabo nuevos proyectos innovadores de empleo en cumplimiento de nuestra misión.

El Premio INTEGRA de BBVA reconoce la generación de empleo de calidad para aquellas personas que siguen encontrando dificultades para acceder a un puesto de trabajo por tener algún tipo de discapacidad. ¿Cómo cumple este objetivo Fundación Juan XXIII Roncalli?

Desde la Fundación, estamos convencidos de que no es suficiente con la creación de puestos de trabajo o con facilitar y potenciar que el mercado laboral absorba perfiles de trabajadores con discapacidad. Se hace necesario, además, que eliminemos prejuicios y superemos barreras, impartiendo formación adaptada y especializada que nos permita contar con perfiles cualificados que aporten valor con su trabajo.

Es indispensable, para ello, la colaboración de grandes empresas de nuestro país que creen en nuestro proyecto y lo apoyan, bien sea contratando directamente a través de nosotros a personas con discapacidad en sus plantillas, o bien a través de la contratación de los servicios que presta nuestro Centro Especial de Empleo, dando también trabajo de forma indirecta a nuestros trabajadores, un 80% de ellos con algún tipo de discapacidad.

En este sentido, habéis puesto en marcha hace unos años el Plan Mil, un programa pionero en el sector. Cuéntanos en qué consiste.

El Plan Mil se aplica, efectivamente, desde el año 2014, y tiene como objetivo garantizar a todos nuestros empleados unos ingresos mínimos de 12.000 euros brutos anuales, con independencia de su rendimiento. Con esta medida, buscamos mejorar la calidad de vida de los empleados con menores salarios, quienes, en la mayoría de los casos, tienen discapacidad intelectual, sin poner en riesgo la competitividad de nuestras actividades. Hemos cerrado el pasado año 2017 con una plantilla que roza los 400 trabajadores y con un muy buen dato: el 67% de ellos cuentan con contrato indefinido.

Apostamos siempre por el empleo de calidad con garantía de futuro; por un salario que permita a todos los trabajadores una vida digna, y consideramos que el Salario Mínimo Interprofesional no es suficiente. Por ello el Plan Mil, que permite completar ese salario hasta alcanzar el mínimo que consideramos indispensable, es uno de los objetivos principales que nuestra entidad se marca año tras año.

Vivimos en un mundo cambiante, y el tejido empresarial ha de adaptarse rápidamente a esos cambios. Desde Fundación Juan XXIII Roncalli, fomentar la innovación es un objetivo estratégico. ¿Qué medidas lleváis a cabo para lograrlo?

Apostamos de manera firme por la innovación, pero por un modelo de innovación centrado en la persona para favorecer servicios de calidad para las personas con discapacidad intelectual. La persona está siempre en el centro de nuestra organización y de nuestros objetivos. Entre otras medidas, hemos comenzado a impartir la primera formación universitaria profesional especializada e inclusiva para personas con discapacidad en acuerdo con distintas universidades, y estamos aplicando nuevas tecnologías en nuestras áreas de negocio que permiten la eliminación de barreras cognitivas y, por tanto, el acceso a personas con discapacidad intelectual a nuevos puestos y funciones.

Y además contáis con un proyecto de innovación disruptiva empresarial al que irá destinado gran parte del Premio INTEGRA. ¿En qué consiste el proyecto IDEA?

IDEA responde a las siglas de Innovación Disruptiva Empresarial de Alto valor y es un ambicioso proyecto cuyo objetivo es encontrar y desarrollar modelos de empleo de mayor valor añadido que los habituales en el Tercer Sector, convirtiendo a la tecnología en un aliado de las personas con discapacidad, permitiéndolas acceder a puestos de trabajo más complejos. Estamos desarrollando una estrategia de colaboración con agentes clave, como universidades, empresas tecnológicas e industriales y profesionales punteros en diferentes ámbitos.

El éxito de nuestra trayectoria nos permite disponer de capacidad para acometer el proyecto, y nuestra extensa experiencia en el ámbito del empleo y la discapacidad, sumado al talento y compromiso de los mejores colaboradores, nos permitirá desarrollar una capa de valor añadido diferencial sobre un empleo de mayor calidad en aquellos sectores donde encontramos nichos de mercado por explotar. Gracias a BBVA, este proyecto está comenzando a rodar; un apoyo que nos va a permitir también garantizar la viabilidad y el futuro desarrollo del proyecto.

Como comentabas, los datos del cierre del pasado año son muy buenos en cuanto a empleo en Fundación Juan XXIII Roncalli. Para terminar, cuéntanos ¿cuál es la previsión, haciendo balance ahora en el ecuador de 2018, para el cierre de este año?

El fabuloso ritmo de cumplimiento de nuestro Plan Estratégico parece vaticinar un nuevo buen cierre en 2018. La previsión de crecimiento de nuestro resultado económico es de un 45% para inicios de este próximo año, una evolución y unos buenos resultados, habiendo crecido incluso en época de crisis, que siguen teniendo como objetivo la generación de empleo.

Quedan aún muchas barreras y tópicos en la sociedad que hemos de derribar. Nosotros estamos convencidos de que las personas con discapacidad intelectual pueden desempeñar su trabajo en sectores de mayor valor añadido. Nuestra experiencia nos demuestra que, con los apoyos necesarios, pueden ejercer empleos cualificados, y por ello queremos compartir y extender esta realidad al mayor número posible de personas.

Share.

Comments are closed.