Trabajadores y empresas se alían definitivamente gracias al voluntariado

3

La Ley 45/2015 de voluntariado anima a las empresas a promover y participar en programas de voluntariado de interés general. Una jornada en Zaragoza debatirá sobre las mejores prácticas

La nueva Estrategia Aragonesa de Voluntariado quiere aumentar la participación de las organizaciones españolas que tan solo llegan al 15 % frente a niveles del 40 % en Austria, Suecia o Reino Unido. Estas iniciativas proporcionan un alto grado de satisfacción que redunda en claros beneficios para la empresa: sentido de pertenencia, imagen corporativa, clima de trabajo… y, en definitiva, mejora competitiva y reducción del absentismo, la gran lacra de la economía española.

Gobierno de Aragón, CEOE Aragón, la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado y la Plataforma del Voluntariado en Aragón colaboran para impulsar acciones de información, asesoramiento y formación entre empresas y trabajadores interesados.

En Zaragoza se celebra el 28 de febrero miércoles, unas jornadas para debatir la situación actual de esta materia en las empresas de Aragón y se informará sobre cómo pueden empresa y trabajadores participar en los diferentes proyectos del catálogo de voluntariado impulsados por entidades no lucrativas.

11.30h Inauguración
• José Mª García, Director General de CEOE Aragón
• Raul Oliván, Director de Participación Ciudadana, Transparencia, Cooperación y Voluntariado del Gobierno de Aragón
• María Ríos, Presidenta de la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado

11.50h Presentación del Estudio-Diagnóstico “Voluntariado Corporativo de las empresas de Aragón 2017-18” Eduardo Traid, Jefe de Servicio de Participación Ciudadana del Gobierno de Aragón

12.15h Mesa redonda: Buenas prácticas en Aragón a cargo de empresas aragonesas y entidades de voluntariado Decathlon – Atades – Fundación Telefónica – Fundación DFA Modera: Carolina Álvarez, Directora de Innovación y Nuevos proyectos de CEOE Aragón

13.00h Presentación del Catálogo de Programas de voluntariado en Aragón Margarita Lambán, Coordinadora Aragonesa de Voluntariado

13.30h Cierre de la jornada

¿Cuando? 28 de Febrero de 2018

¿Dónde? Salón de Actos Sede Confederación de Empresarios de Aragón CEOE Aragón Avda. José Atarés, 20 50018 Zaragoza Parking propio

Share.

3 comentarios

  1. David Andrés Torres Avendaño on

    Los programas de voluntariado son una de las formas de aportar a la sociedad y de realizar actividades que son de tu agrado. Al ser voluntario no estás obligado a hacer algo que no te guste, solo haces aquellas cosas que concuerden con tus intereses. Por lo tanto, estoy de acuerdo con el hecho de promover el interés de las empresas en permitir a sus empleados ser parte de programas de voluntariado y que además lideren estas iniciativas, ya que esto beneficia tanto a las empresas como a los colaboradores.
    En ocasiones las empresas pueden pensar que al aportar algunas horas de trabajo de sus colaboradores en acciones de voluntariado va a tener un impacto negativo en la compañía, dado a que serán menos horas de trabajo productivo. Sin embargo, estas actividades de voluntariado son percibidas por los colaboradores como espacios de esparcimiento y de cierta manera realización personal. Por lo que, las personas tendrán un mayor nivel de motivación y las horas laborales van a ser más productivas. Uno de los beneficios obtenidos por las empresas es el compromiso de sus colaboradores y que estas actividades son un plus a la hora de seleccionar en cual empresa deseas trabajar, debido a que se muestra como una empresa más humana y es vista como un buen lugar donde trabajar.
    Por otra parte, queriéndolo o no, las empresas van a tener una mejor percepción de su imagen ante la sociedad, mediante las organizaciones por medio de las que colaboran socialmente o los proyectos que lideran. Los logros que tengan serán compartidos por todas las personas de la compañía que fueron parte de estos proyectos y se sentirán orgullosas. La publicidad puede darse sola o ser vitalizada de una manera más fácil y más económica al generar impactos positivos que sean dignos de darse a conocer.
    En conclusión, son muchos los beneficios obtenidos por las organizaciones y los colaboradores al ser parte de actividades de voluntariado. La clave es que las empresas entiendan la importancia y los impactos positivos que se tienen al ser parte de estas actividades y tener un órgano de gobierno que promueva estas actividades como en el caso de Aragón es ideal para alcanzar cada vez una meta más alta de participación.
    David Andrés Torres Avendaño MBA FULL TIME 53 – IESIDE

  2. Gracias por tu comentario, David. Echa un ojo al programa de voluntariado corporativo del Grupo Telefónica que promueve en los países en los que está presente. Promueve la participación de los empleados en activo, jubilados y prejubilados de Telefónica, que quieran aportar sus conocimientos, tiempo e ilusión, en actividades solidarias que respondan a necesidades sociales y canalicen los valores de la Compañía https://voluntarios.telefonica.com/es/sobre-el-programa/informacion-general

  3. Alejandro Romero Álvarez, 53 MBA FT on

    Lo primero que he sentido al leer el titular es alegría.
    He tenido la oportunidad de participar en acciones de voluntariado (aunque no vinculadas a empresa) y conozco de primera mano el cúmulo de sensaciones y satisfacción que producen estas actividades realizadas de manera totalmente desinteresada. Y si una ley es capaz de impulsar estas acciones en un país como el nuestro, en el que estamos más bien a la cola, ¡bienvenida sea!
    Considero que parte de este atraso se debe a un arraigo cultural, dentro de una filosofía en la que la jornada laboral debe dedicarse única y exclusivamente a resultar productivo para la empresa. Al fin y al cabo, en la mayoría de casos los trabajadores no son más que una cifra más para la empresa… ¿no? Celebro pues, de nuevo, esta noticia, dado que la considero también como un posible cambio de mentalidad siempre y cuando las compañías comiencen a valorar estas actividades como realmente positivas en la sociedad. Una sociedad de la que las empresas, por supuesto, forman parte.
    Por tanto, entendería como cambio el momento en el que las empresas comenzasen a valorar el promover y potenciar, de motu propio, este tipo de acciones ya que no arrojan más que beneficios para todas las partes interesadas. Como bien se menciona en el artículo, la empresa gana en algunos aspectos. En muchos, de hecho. Pero por encima de todo están las personas, tanto los voluntarios como los beneficiarios. Por encima de todo debería estar siempre la sociedad.
    Teniendo en cuenta que, de manera probada, aquellos lugares o países (no tan lejanos) en los que a los trabajadores se les permite, motiva e impulsa a realizar acciones de voluntariado o realización personal obtienen grandes tasas de retorno en materia de rendimiento laboral, reducción del absentismo o mejora del clima de trabajo… ¿por qué no implantarlo aquí? ¿En qué situaciones un win-win debe ignorarse cuando es alcanzable y factible? Existen infinidad de acciones que pueden realizarse y enmarcarse en el ámbito empresarial, y que no suponen para nada una separación empresa-trabajador pues los valores del empleador pueden ir perfectamente alineados con los del empleado.
    Ojalá y pronto podamos presumir de que impulsamos este tipo de actividades al nivel, por ejemplo, de nuestros vecinos europeos.

    Alejandro Romero Álvarez, 53 MBA FT