Emprendedores

Un millón para Pack2Earth

Françoise de Valera y Glenn Du Pree

UPack2Earth cierra su primera ronda pre-semilla de un millón de euros gracias a JRV Holding GmbH, Mondelēz International, The Food Tech Lab, Esade BANo Brigantia Capital Investment

Son materiales biobasados que se compostan a temperatura ambiente aptos para productos tanto secos como líquidos con una vida útil larga.

La financiación acelera los pilotos que mantiene con 25 empresas, entre ellas varias del sector alimentario como Vicky Foods y Angulas Aguinaga, u otros como alimentación para mascotas, horticultura o productos electrónicos.

Se trata de una de las 100 soluciones para alimentar al mundo: sustituir el plástico para envasar alimentos y otros productos.

“Nuestros inversores comparten nuestra visión de contribuir a mejorar el medioambiente y están dispuestos a ayudarnos con sus conocimientos y contactos,»

Françoise de Valera, Pack2Earth

Françoise de Valera y Glenn Du Pree son dos aficionados a correr trail y al senderismo de larga distancia, horrorizados por la cantidad de envases abandonados.

Ya tienen en estado avanzado de trámite dos patentes PCT de los primeros materiales biobasados, elaborados a partir de materias de origen vegetal y mineral, compostables a temperatura ambiente, aptos para envasar productos secos (como el café soluble), semilíquidos (como la miel) o líquidos con larga vida útil (de 6 a 12 meses aproximadamente, dependiendo del producto).

El 91 % de los plásticos de todo el mundo no se recicla

El 9 % que sí, en el proceso desprende un 13 % en microplásticos, además de necesitar de la adición de plástico virgen tras pocos ciclos de reciclado para mantener sus propiedades.

Muchos plásticos comunes contienen ftalatos, BPA o antimonio, nocivos para la salud.

«Nuestros materiales, cuando terminan su ciclo de vida, lo ideal es desecharlos en el contenedor marrón de los residuos orgánicos, pero en caso de que acaben donde no tienen que acabar, como por ejemplo en vertederos, igualmente se convertirán en un compost libre de tóxicos y microplásticos donde podrán crecer nuevas plantas”

Françoise de Valera

La financiación acelera el avance de estos pilotos (algunos de ellos se encuentran en fase de desarrollo y otros en fase de preventa), licencia sus materiales y protege la propiedad intelectual.

A finales de año, espera levantar una ronda semilla de otro millón de euros para empezar a escalar su facturación, ampliar su oferta, acceder a otros mercados como el estadounidense y reforzar su equipo, actualmente formado por ocho personas.

Related posts

La familia AUARA se amplía

Miguel Royo Gasca

Rolex: filantropía y emprendedores

Redaccion

El Corte Inglés y Fundación máshumano premian a jóvenes emprendedores de la distribución

Redaccion