Medio Ambiente

Por un transporte marítimo sin mácula

Las conversaciones de la OMI sobre el clima avanzan a paso de tortuga…

pero el objetivo de cero emisiones para 2050 obtiene un apoyo mayoritario

Se aprueba la voluntaria reducción de emisiones del carbono negro en el Ártico

Finalizadas las conversaciones sobre el clima de la Organización Marítima Internacional (OMI) se constatan los lentos avances para reducir las emisiones de GEI del transporte marítimo.

La mayoría de los Estados miembros de la OMI aprobaron públicamente la necesidad de un transporte marítimo limpio -cero emisiones o neutro en carbono- para el año 2050. Cabe resaltar que el objetivo actual de la estrategia de la OMI es reducir las emisiones un 50 % para 2050. Sin embargo no hubo apoyo mayoritario para marcar un objetivo vinculante.

Rusia, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, China y Argentina frustraron el consenso de 100 países a favor de alinear el transporte marítimo con los objetivos del Acuerdo de París.

En la Cumbre del Clima de Glasgow hubo declaraciones de apoyo a la descarbonización urgente del sector

El transporte marítimo debe actuar urgentemente para reducir a la mitad sus emisiones de aquí a 2030 y mantener así el objetivo de limitar a 1,5ºC el calentamiento global.

Aunque se corre el riesgo de que empeoren aún más los peligrosos impactos del transporte marítimo sobre el clima, ECODES acoge con satisfacción el amplio apoyo de los delegados de la OMI a una mayor ambición. La mayoría de los países está a favor de un conjunto de medidas a medio plazo para hacer frente a las emisiones, con la reanudación de las conversaciones en 2022.

La brecha entre las aspiraciones y la acción no ha hecho más que aumentar en esta reunión del MEPC77.

“Mientras que la mayoría de los países han apoyado las emisiones cero pero muy pocos se pronunciaron a favor de políticas concretas, como una tasa sobre el carbono, que podrían empezar a reducir las emisiones y apoyar a los países en desarrollo en su transición”

Marina Gros, ECODES

En la primavera de 2022 se volverá a hablar de medidas concretas

¿Lograrán los países avanzar a un ritmo acorde con la emergencia climática?

En cuanto al carbono negro, un forzador del clima de corta vida y responsable del 12 % de las emisiones del transporte marítimo, ha habido un avance en su regulación. La OMI ha aprobado una resolución que solicita el cambio voluntario a combustibles destilados o a combustibles más limpios para los buques que operan en el Ártico.

“Es un primer paso en la buena dirección. A pesar de ser una medida voluntaria, esta referencia permitirá que los países árticos elaboren sus regulaciones a nivel nacional”

Si los buques que navegan en y cerca del Ártico dejaran de utilizar fuelóleo pesado y cambiaran a combustibles destilados, se reducirían el 44 % las emisiones. Si además se instalaran filtros de partículas a bordo, el 90 %.

Related posts

ROCKWOOL consigue evitar la emisión de 200 millones de toneladas de CO2 en 2018

Marta Gasca Gómez

La taxonomía que salvará el mundo

Miguel Royo Gasca

Un millón de compromisos por el clima

Juan Royo Abenia