Emprendedores

La familia AUARA se amplía

Water2 es un higienizante de manos que lleva agua potable a Kenia

AUARA y HAAN  destinarán los beneficios de su venta a instalar un tanque de recogida de agua de lluvia en la escuela primaria de Nyamotambe, en colaboración de Fundación Kirira.

El pack HAAN X AUARA Water2 se compra AQUÍ por 21,99 euros (Hand Sanitizer + Refill + botella de agua) y de 5,90 euros, solo el higienizante.

La edición especial HAAN X AUARA Water2 consta de 5.000 unidades de spray higienizante de 30 ml y 3.000 unidades de sus correspondientes recargas de 100 ml.Tiene aroma a té verde y pomelo, color turquesa que evoca el color del agua, y de regalo una botella de agua mineral natural AUARA de 501 ml.

1.200 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a agua potable que condiciona su salud y salubridad, su calidad de vida y su desarrollo económico.

  • Por cada litro de agua mineral que vende, AUARA genera 4 litros de agua potable. Mediante pozos y tanques de recogida de agua de lluvia, ha generado 99 millones de litros de agua potable que han beneficiado de forma directa a más de 67.740 personas.
  • HAAN ha instalado 12 pozos en Malawi, generando 7,1 millones de litros de agua potable e higiene personal que han beneficiado a 2.400 personas.

El lavado de manos es un factor de protección frente al contagio (extensible también como prevención frente a otras enfermedades).

AUARA y HAAN cuidan del planeta a partir de la reducción del consumo de plásticos de un solo uso
  • El embalaje sostenible del formato “refills” permite rellenar los envases de todos sus productos evitando el exceso de producción de recipientes de plástico de un solo uso.
  • Las botellas de plástico rPET 100% reciclado y reciclable permiten a AUARA dar una segunda vida a 16 millones de botellas de plástico.

Related posts

Tecnología blockchain española contra el cambio climático

Redaccion

Epic Power Converters galardonada en la II Edición de los Premios al Emprendimiento Iberus Emprende

Juan Royo Abenia

APlanet, viento en popa a toda vela

Marta Gasca Gómez