Solidaridad

¿Es eficaz la terapia psicológica conductual en niños con TOC?

Los niños con un mayor tamaño en dos estructuras de la corteza prefrontal responden mejor a la terapia cognitivo conductual

Poder predecir qué pacientes pueden beneficiarse de la terapia evitaría costosos procesos de ensayo error y permitiría corregir aquellos factores responsables del fracaso de la terapia.

El tamaño de dos estructuras cerebrales se asocia con la respuesta a la terapia psicológica cognitivo conductual en niños con TOC.

Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC)

Es una condición de la salud mental que provoca pensamientos involuntarios, irracionales, y repetitivos, llamados obsesiones (obsesiones). Generan ansiedad, angustia y miedo que le compele a realizar acciones compulsivas (compulsiones), en su intento por neutralizar las sensaciones desagradables asociadas a las obsesiones. El ciclo de obsesiones y compulsiones requiere mucho tiempo diario e inhibe la realización de actividades importantes para la persona.

Si niños y adolescentes que presentan un mayor tamaño en dos regiones de la corteza prefrontal muestran una mayor reducción de los síntomas obsesivo compulsivos tras la intervención con terapia de conducta podrían significar que aquellos pacientes con mayor desarrollo de estas estructuras prefrontales, relacionadas con la respuesta a la ansiedad, podrían tener más capacidad para aprovechar las estrategias de regulación emocional proporcionadas por la terapia de conducta.

«La identificación de estas estructuras puedes suponer una gran mejora en el manejo clínico de los niños con TOC.

A pesar de que la terapia conductual tiene una efectividad superior al 60 %, todavía desconocemos en gran medida sus mecanismos de acción. Esto nos impide predecir que pacientes se pueden beneficiar, y evitar costos procesos de ensayo error y/o modificar aquellos factores responsables del fracaso de la terapia” Carles Soriano, IDIBELL

Sin embargo, en adultos no se observó correlación entre las estructuras cerebrales y la eficacia de la terapia. Así, a pesar de que la terapia de conducta es igualmente efectiva, los resultados parecen indicar que los mecanismos de acción de esta intervención pueden diferir respecto a los de los niños.

La terapia cognitivo conductual en el TOC

El TOC se manifiesta en la población infantil generalmente con ansiedad ante situaciones que se perciben como molestas o poco controlables. Se requiere, por ejemplo, organizar las cosas de una determinada manera, repetir palabras o conductas un número de veces concreto, o cerciorarse repetidamente de que una acción, como la de apagar la luz, se ha realizado con éxito. Estos síntomas interfieren en el desarrollo normal de las actividades familiares, sociales y académicas de estos niños, afectando significativamente a su bienestar y el de su familia.

El tratamiento de elección para estos casos es la terapia cognitivo conductual, una forma de intervención psicológica que se basa en exponer al paciente, de manera controlada, a las situaciones que le generan ansiedad y dejar que esta ansiedad se acabe extinguiendo. Además, para conseguir esta normalización de la ansiedad durante la exposición a las situaciones temidas, frecuentemente se usan estrategias cognitivas, o de modulación del pensamiento.

Fuente: Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), Hospital Universitario de Bellvitge, Universidad de Barcelona y CIBER de Salud Mental (CIBERSAM).

Related posts

Psicólogos, pedagogos y maestros, unidos contra el acoso escolar en Valencia

Redaccion

Carrefour se compromete con la infancia en riesgo de exclusión también durante ‘La Vuelta 2017’

Miguel Royo Gasca

Futuras estrellas del deporte y patrocinio

Juan Royo Abenia