¡Que no dismuya la productividad durante la cuarentena!

0

Kaizen Institute recomienda mantener el contacto con el equipo, encender la webcam durante las reuniones y tener un plan de trabajo diario a la vista son algunos de sus consejos. Viñeta: JMV

Kaizen Institute recomienda 6 pautas clave para teletrabajar de forma eficiente y mantener la productividad en situación de confinamiento.

Compromiso: No perder el engage con el equipo. Para conseguirlo, recomienda mantener el contacto con los compañeros por distintas vías, no solo a través del mail, ya que, según los datos de la consultora, el 80% de la información que obtenemos en una conversación es gracias a la comunicación no verbal. Organizar frecuentemente reuniones telemáticas en las que los participantes enciendan su webcam y puedan verse los unos a los otros. Esto favorecerá el entendimiento, la comunicación será más cercana y estará enriquecida con matices no verbales como el tono del habla, la postura, los gestos y la expresión.

Preparación de las reuniones: Las reuniones suelen ocupar un 20% de la jornada laboral y al realizarse mediante equipos remotos ese porcentaje podría llegar a duplicarse. Definir claramente la agenda con los temas a tratar y los objetivos que se esperan alcanzar y difundirlo entre los convocados es fundamental para que la reunión sea fluida.

Compartir visualmente: No perder el contacto visual mientras se trabaja en remoto. Mantener encendida la cámara durante la reunión, proponen utilizar paneles interactivos o gestores de tareas, como Tello o Asana, para ir anotando las distintas tareas que vayan surgiendo a lo largo de la reunión y asignando un responsable y un tiempo de realización.

Seguimiento: Después de cada reunión debe realizarse el seguimiento de cada una de las tareas que se han ido asignando. Esto ayuda al equipo a trabajar de forma coordinada y garantiza que se llevarán a cabo en el plazo establecido, priorizando las más relevantes y urgentes.

Foco: Trabajar desde casa conlleva una mayor dificultad de concentración y, en consecuencia, enfocarse en las tareas prioritarias resulta complicado. Plasmar un plan de tareas diario en un soporte físico y dejarlo a la vista. Esto facilita la organización de la jornada, permite cumplir con los tiempos de entrega y ayuda a priorizar sus tareas, evitando el multitasking.

Smart Places: Cuidar la zona que se utilizará para teletrabajar, ya que está comprobado que el espacio influye en el bienestar, la actitud y el estado de ánimo de las personas. Un entorno de trabajo organizado y pulcro será positivo para el trabajador y se verá reflejado en su trabajo. No trabajar en el mismo lugar de la casa dedicado al descanso y al ocio.

“El teletrabajo está siendo uno de los protagonistas en la actual crisis sanitaria y con nuestras recomendaciones pretendemos poner nuestro granito de arena para mejorar la jornada laboral de todos los trabajadores que estos días se quedan en casa colaborando con la contención del virus.” Borja Iglesias, director de Kaizen Institute Western Europe

Share.

Comments are closed.