redonDando: empresas y ciudadanos como motores de cambio

Convertir un acto cotidiano en un fin solidario; Este es el primer reto que promovemos desde redonDando. Y me explico: El hombre desde que es hombre tiene la necesidad, como si de ello dependiera su paz interior, de dejar en números redondos las cifras que le rodean. Ejemplos cotidianos de este fenómeno tenemos muchos:

¿Qué hacemos si al echar gasolina nos pasamos ligeramente de la cifra buscada? ¡¡¡Sí!!! La mano empieza a temblar, el pulso se acelera y la vista se concentra, para afinar el importe a la siguiente decena en el contador

O ¿qué hacemos si tenemos prisa y en la caja del supermercado no tienen a mano los 2 céntimos de vuelta? ¡Si! solemos decir algo del estilo “¡Bah! déjalo ya me lo das otro día” ó “Quédate con el cobre” y salimos pitando.

Y ahora bien ¿qué pasaría si pudiéramos financiar proyectos sociales, de impacto local, con esos céntimos del redondeo y con ello, contribuyéramos a mejorar nuestro entorno? Sería interesante ¿no? ¡Exactamente esto es lo que ofrecemos!

En nuestro día a día, vemos muchas situaciones que nos gustaría cambiar, familias que lo están pasando mal, gente que no puede mantener una temperatura adecuada en casa, o que no llega al día. Cada vez son más las personas que se preguntan “¿qué puedo hacer yo para cambiar esta situación?” y tienen ganas de actuar. En definitiva, la sociedad y las empresas demandan hoy en día ser ellos los motores del cambio.

En redonDando estamos implantando un modelo de generosidad y acción social donde los ciudadanos y las empresas son protagonistas del cambio. Queremos convertir la generosidad en un acto simple y cotidiano que permita a organizaciones y ciudadanos contribuir a mitigar la pobreza energética en España financiando proyectos sociales mediante pequeñas aportaciones económicas.

¿Cómo?
De una forma fácil, accesible y asequible. Se trata de establecer un canal de financiación de proyectos sociales locales, ofreciendo a los consumidores la posibilidad de realizar micro-donaciones de forma fácil en lugares de gasto diario (mediante redondeo de céntimos en la factura).

Establecemos tres canales para “redonDar”: redondeo en la caja de una tienda física, redondeo en transacciones online y redondeo en sueldo.

¿Dónde van los fondos?
Los fondos recaudados se destinan a financiar un objetivo único: la mitigación de la pobreza energética, multiplicando así el impacto real por cada céntimo recaudado. Porque juntos, podemos llegar a más. Así, hemos establecido acuerdos con instituciones consolidadas de referencia a nivel social en la lucha contra la pobreza energética, que trabajan a pie de calle con esta realidad.

Nuestro impacto
El impacto de redonDando va más allá de la recaudación y la financiación de los proyectos, aumentando la visibilidad de realidades sociales normalmente desconocidas y promoviendo así ese momento de reflexión que permita fomentar lazos dentro de la comunidad.

¿Qué buscamos?
Buscamos empresas dispuestas a colaborar e implantar nuestra solución: Empresas, Asociaciones y ONGs activas en la lucha contra la Pobreza Energética, Medios de Comunicación, Instituciones y Gobiernos.

De la mano de relevantes actores a nivel social, esperamos que esta iniciativa pueda llegar a tener los niveles de aceptación que ha tenido en Francia, Alemania y Reino Unido, con recaudaciones superiores a 1 millón de Euros anuales desde su implantación.

Os esperamos.

Miguel Asensio Bermejo
Presidente de redonDando