Mujer

Salud y lactancia materna

Se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna

La lactancia materna es la manera natural de alimentar al bebé. Pero a veces es complicada. ¿Qué beneficios aporta la lactancia materna a la madre? ¿Y al bebé?

“La leche de las madres es un alimento vivo, que cambia en función del desarrollo y las necesidades de cada niño, y que tiene especificidad (es decir, está adaptada exactamente a las especie humana, al igual que la leche de cada especie mamífera es específica para su cría)”

Gema Magdaleno, Chicco

Los beneficios son innumerables.

Bebé:
  • Inmunológicos: infecciones, alergias y enfermedades de tipo autoinmune.
  • Digestivos: digestiones y estreñimiento.
  • Metabólicos: diabetes, obesidad o enfermedades cardiovasculares.
  • Neurológicos: desarrollo cerebral.
  • Emocional: vínculo madre-hijo.
Madre:
  • Mejor recuperación física y emocional en el postparto.
  • Prevención de algunos cánceres.
  • Vínculo con el hijo.

¿Hay alguna otra leche, para llevar a cabo la lactancia, nutricionalmente mejor que la de las madres?

La evidencia científica nos dice que no. Parece ser que la OMS aconseja que los niños sean alimentados con lactancia materna exclusiva (LME) durante sus primeros 6 meses.

Ahora bien, los factores que influyen en la LME deben abordarse a todos los niveles: individual, relacional, comunitario y laboral. Su éxito o fracaso no solo depende de las propias madres (1).

  • Inseguridad sobre sus capacidades para amamantar, y dudas acerca de si tienen leche suficiente, si su leche es de buena calidad, si el niño queda satisfecho con el pecho, si gana suficiente peso…
  • Necesidades laborales -como una pronta incorporación-.
  • Grietas, ingurgitaciones, mastitis.

Es por ello que, si la mamá toma la decisión de optar por una vía diferente a la lactancia materna, necesita el apoyo y la seguridad de su entorno y, por encima de todo, que le hagan sentir que “lo está haciendo muy bien”

Alternativas

  • Extraer la leche materna con un sacaleches y dársela al bebé en un biberón. Una opción muy útil en madres que tienen dolor, grietas, o necesitan separarse del bebé por cualquier circunstancia (por ejemplo, trabajo).
  • Si los bebés son muy demandantes y quieren mamar continuamente, algunas madres comparten el cuidado del bebé con otras personas e introducen biberones
  • Lactancia mixta. En algunos casos, por decisión de la madre o por recomendación del pediatra, se puede optar por dar el pecho y, además, ofrecer leche de fórmula en biberón.
Productos de lactancia de Chicco y Boppy: adaptados a todos los tipos de lactancia

Chicco cuenta con un sacaleches manual, uno eléctrico y otro eléctrico doble para cubrir las necesidades de todas aquellas mujeres que no quieren o no pueden amamantar. Por otro lado, las almohadas de lactancia ergonómicas de Boppy garantizarán la comodidad tanto de mamá como de bebé durante las tomas. La almohada de lactancia Boppy Anywhere, además, facilitará dar el pecho cómodamente tanto dentro como fuera de casa.

1 Llorente-Pulido, S., Custodio, E., López-Giménez, M.R., Sanz-Barbero, B., Otero-García, L. 2021. Barriers and Facilitators for Exclusive Breastfeeding in Women’s Biopsychosocial Spheres According to Primary Care Midwives in Tenerife (Canary Islands, Spain). International Journal of Environmental Research and Public Health 18(7): 3819; 

Related posts

Feminicidio, machismo, cultura patriarcal y desigualdad de género

Redaccion

Sara Andrés, la risa como antídoto

Redaccion

Carmen Ponce: “El valor se crea compartiéndolo”

Miguel Royo Gasca