ISR

Primer bono verde de Italia

Italia  cuenta con una calificación crediticia de BBB+/Negativa

Acaba de emitir su primer bono BTP Verde por 8.500 millones de euros con vencimiento en abril de 2045.

Su marco para la emisión de deuda soberana verde se alinea con los Principios de Bonos Verdes de la ICMA y la Taxonomía de Finanzas Sostenibles de la UE. El Gobierno ha definido las categorías de gasto público que pueden ser objeto de financiación verde, así como los procedimientos de seguimiento e información para garantizar que los ingresos se asignen adecuadamente.

“El largo vencimiento respalda la ampliación del vencimiento medio de la deuda pública italiana (7 años), en torno a la media de las economías avanzadas”

Giacomo Barisone, director gerente de calificaciones soberanas de Scope.

Cualquier hipotética extensión en el tiempo de este vencimiento medio de la deuda pública es positivo. Italia debe espaciar los reembolsos por su gran endeudamiento. En este sentido, 2045 es un plazo coherente.

Se diversifica el conjunto de inversores de Italia

  • Inversores a largo plazo.
  • Inversores preocupados por los temas ASG.
  • El 74 % fue comprado por extranjeros.

“La demanda superior a 80.000 millones de euros es importante para la flexibilidad de financiación del Gobierno.

” Giulia Branz, analista asociada de Scope

Dos cuestiones

  • Reciente aumento brusco de los rendimientos de los bonos soberanos globales.
  • El BCE contempla a largo plazo una eventual estrategia de salida de su programa de compras netas de activos.

Este bono verde confirma el compromiso del Gobierno en su lucha contra el cambio climático y podría apoyar una mejor programación del gasto público verde. Los requisitos de información con respecto al uso de los ingresos, junto con un mayor escrutinio del mercado, apoyan la mejora de las políticas medioambientales.

Las autoridades italianas mantendrán su apoyo fiscal para la recuperación económica gradual en los próximos años, incluyendo la inversión en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, los déficits excesivos asociados a medida que la crisis de la COVID-19 se desvanece. A ello se le une el incierto crecimiento. La deuda sobre el PIB superará el 160 % antes de la próxima crisis global o regional.

Es fundamental que los bajos tipos de los bonos sirvan de base para la sostenibilidad de la deuda italiana. Asegurar un cupón del 1,5 % a 20 años del bono verde ayuda a reducir gradualmente la vulnerabilidad de Italia a los episodios de volatilidad del mercado de capitales, especialmente si los tipos de interés aumentan. Los rendimientos de los bonos italianos han alcanzado mínimos históricos en las últimas semanas, por debajo del 0,5 % en el caso del bono a 10 años.

Related posts

Las criptomonedas como paradigma de burbuja financiera

Redaccion

El Davos malagueño de la Innovación social

Redaccion

¿Quien es el inversor social español?

Redaccion