Solidaridad

¡Adopta un perro o un gato!

En España se abandonaron 168.000 perros y 118.000 gatos en 2022

El 50 % de estos animales fueron adoptados y el 90 % de las adopciones resultaron exitosas.

España ratificó el Convenio Europeo sobre Protección de animales de compañía, por el que se compromete, en el ámbito de la tenencia responsable, a:

  • garantizar el bienestar de los animales que conviven con las personas en sus hogares
  • implantar prácticas y costumbres que determinen una conducta responsable por parte de los ciudadanos con respecto a los animales que conviven con ellos.

Los dueños responsables adoptan, son socio de una protectora, apadrinan, acogen un animal temporalmente, son voluntarios y, por supuesto, denuncian siempre el maltrato.

«Cuando se tiene un animal de compañía lo primero de todo es el cuidado, y la responsabilidad propia por mantener su bienestar físico y emocional.

Si no se es dueño, y aun siéndolo, hay maneras de ayudar a los animales; con altruismo, conciencia crítica y generosidad, apoyando diversas causas que protejan a los animales”

Nuria Constanzo, Clinicanimal

Responsabilidad y conciencia

Ser responsable de un animal de compañía implica un alto nivel de compromiso, de hecho, son un miembro más de la familia. Ante todo, debe primar el bienestar físico y emocional del animal, esto significa que se les debe proveer de buena alimentación, de cuidados veterinarios, de salud e higiene, tenemos que ofrecerles sus paseos correspondientes, pero también es importante compartir tiempo libre con ellos y darles mucho cariño.

La adopción es un acto de generosidad muy necesario, pues hay muchos animales en los albergues esperando la oportunidad de tener un hogar. ¿Qué implica adoptar un animal? Tiempo, dinero, espacio… ¿Qué aportan? Compañía, amor y felicidad.

Los animales tienen un impacto positivo directo en la salud mental de las personas y beneficios motivacionales, terapéuticos, sensoriales…

Las mascotas no pueden ser regalos, porque no son mercancía, son seres vivientes y sintientes

Hay protectoras y albergues por todo España que requieren de socios para poder mantener el cuidado de los animales que recogen y así hacer frente a los principales gastos a los que se enfrentan, fundamentalmente, comida, espacios adecuados y atención veterinaria, Por ello hacerse socio puede marcar la diferencia en la subsistencia de estos centros y por ende en el bienestar de estos animales abandonados.

Apadrinamiento o el acogimiento son formas personalizada de ayudar. Los albergues suelen mantener informado al padrino del estado progresivo del animal gracias a la donación del titular. Asimismo, se puede acoger un animal de compañía temporalmente mientras encuentra un hogar, por un lado, se evita la saturación de los albergues y por otro, el animal se va acostumbrando a estar de nuevo en compañía humana.

Ser voluntario para ayudar a los animales abandonados implica invertir tiempo libre en apoyar a los albergues en sus necesidades puntuales, por ejemplo, pasear a los animales, darles de comer, u acompañarlos en jornadas de adopción.

Denunciar el maltrato

El maltrato animal es un delito recogido en el artículo 337 del Código Penal con una pena entre los 3 meses y año de prisión.

Cualquier alerta de maltrato animal debe ser denunciada y puesta en conocimiento de las autoridades competentes. Estos maltratos incluyen falta de alimentación, desatención, golpes, torturas y abandonos. También es necesario denunciar contenido de maltrato en internet u otras plataformas digitales.

Related posts

Voluntarios de Fundación ONCE hacen 4.500 batas desechables para sanitarios

Marta Gasca Gómez

Come kiwis, kiwis come

Redaccion

Oregón Televisión se vuelca con la Fundación Aragonesa Tutelar, Fundat

Redaccion