Medio Ambiente

Renovables y energía nuclear ¿hay debate?

La Unión Europea necesita más energía de la que produce para abastecerse

Necesitamos socios comerciales para cooperar en el abastecimiento, producción y procesamiento de fuentes energéticas.

España quiere ser referente en energía renovable gracias a la cantidad de horas de sol y su espacio útil para colocar parques fotovoltaicos. En 2022 el parque generador español podría superar los 117 GW de potencia instalada (un 3,8 % superior a la registrada en 2021) sumando 4,6 nuevos GW de renovables (1,2 GW eólicos y 3,4 GW fotovoltaicos) y aproximando la electricidad generada a través de renovables al 50 % de la producción total, incluso por encima en algunos meses.

Castilla y León es la líder en producción de energía limpia en España, y genera 27.000 GWh (la mitad, eólica). Madrid solo genera el 5 % de la electricidad que consume: demandó 27.413 gigavatio-hora (GWh) y produjo 1.334 GWh.

España debe aumentar la producción de energía de fuentes renovables para poder incluso exportarla a otros países y fomentar las microinstalaciones a nivel particular (edificios, naves industriales) para poder contribuir a disminuir la contaminación y reducir la factura energética.

Energía solar y eólica concentrarán la mayor parte de las inversiones y proyectos, frente a los biocombustibles, más populares en el pasado

En cuanto al almacenamiento, las baterías serán un factor determinante.

España es dependiente energéticamente aunque la tendencia va a la baja (del 81,5 % en 2006 al 68 % en 2020). En 2021 se importó 56,2 millones de toneladas de crudo, la segunda cifra más baja desde 2011, proveniente principalmente de Nigeria, México y Libia. Y las importaciones de gas natural fueron de 415.625 GWh, con Argelia como principal proveedor junto a Estados Unidos y Nigeria.

Consumo

Los hidrocarburos siguen siendo vitales. El gas ha superado el pasado año a las energías eólica y nuclear como la más utilizada (un 25 %); algo que ha sido decisivo en el alza de los precios de la electricidad vivido. El gas y los derivados del petróleo suponen todavía el 66 % del consumo de energía primaria en España, que es aquella disponible en la naturaleza antes de ser convertida o transformada.

En cuanto a la energía final, en 2022 el consumo ha estado en 72.000 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep)

  • 45 % Petróleo (los gasóleos representaron más de la mitad del consumo nacional, que superó los 53,3 millones de toneladas)
  • 26,1 % Electricidad
  • 0.5 % Carbón
  • 10 5 Solar
  • 21 % Eólica

La nuclear todavía cubre la quinta parte nuestras necesidades energéticas, en la media de los países europeos y existen métodos para alargar la vida y eficiencia de las centrales existentes, sin embargo, no hay previsión de implementar proyectos de este tipo en España.

Si lo que se persigue es eliminar la energía nuclear, se debería ofrecer una alternativa fiable y segura ya que las renovables no son constantes y las energías provenientes de hidrocarburos tienen que ir desapareciendo por sus efectos contaminantes.

La alternativa más reciente y segura es la generación de energía mediante fusión nuclear, pero todavía faltan décadas para su implantación.

De evolucionar positivamente, sería la fuente de energía que solucionaría de una vez por todas el problema de la generación y además de forma limpia. Un siguiente paso, que ahora mismo se puede considerar cercano a la ciencia ficción, es la fusión fría ya que los experimentos que se están llevando a cabo necesitan temperaturas muy altas (millones de grados centígrados), lo que complica mucho la fabricación de generadores. Ello daría a nuestra civilización un nivel jamás visto en la historia y permitiría aspirar a metas mucho más altas a nivel de sostenibilidad, igualdad, acceso a los servicios, etc.

Otras alternativas: La geotermia es moderna, limpia, sin emisiones de CO2, renovable y sostenible.

Estados Unidos es el mayor productor e Islandia el mejor ejemplo de sus ventajas, pero 90 países tienen capacidad para generarla de forma estable y masiva.

Los parques eólicos en el mar en Europa han pasado de 5 GW a 10 GW en cuatro años, pero su potencial es mucho mayor ( 4.000 GW, una cuarta parte de la energía eléctrica que se consume en el mundo). Se está evaluando la posibilidad de instalar más de 3.000 MW en el corto plazo en el litoral español para cumplir con la hoja de ruta marcada por la Unión Europea sobre transición ecológica, pero esta solución también plantea problemas, como denuncian las instituciones ecologistas.

Soluciones internas como el H2med (gaseoducto verde entre España y Francia por el Mediterráneo), ampliar los parques eólicos y fotovoltaicos o pensar nuevas fuentes de energía como la fusión están muy bien, pero no son inmediatas y tardaremos años en ser más independientes a nivel energético, porque los procesos de aprobación, construcción y puesta en marcha son lentos, con lo que a corto plazo la negociación y acuerdos con países productores marcará el futuro inmediato de la Unión Europea.

El sector energético en España: retos en un futuro inestable, Víctor Ruiz Ezpeleta, OBS Business School 

Foto de Kindel Media

Related posts

Santander regala semillas a los usuarios del transporte público eléctrico

Juan Royo Abenia

Saica Paper amplía la oferta de gramajes de Nature Kraft

Marta Gasca Gómez

40 millones de bicis elcéctricas en 2023

Juan Royo Abenia