Medio Ambiente

¿Un cambio de paradigma en el sector inmobiliario?

El 45,9 % de los españoles que busca vivienda pagaría más por una vivienda sostenible

Ojo el pasado año era el 49,1 %

Asimismo, el consideran importante vivir en una casa sostenible el:

  • 95,9 % de los que quieren cambiarse a una vivienda en propiedad
  • 95,5 % de los demandantes de alquiler

Hay una mayor predisposición a abonar un sobrecoste entre los particulares que están en proceso de compra: el 53,5 % asumiría una mayor inversión para que su inmueble fuese sostenible de alguna manera. Entre los demandantes de alquiler, el 42,7 %.

La decisión de pagar más dependerá mucho del sobrecoste que pudiese acarrear, la balanza se inclina hacia el alquiler: un 43,3 % de los futuros frente a un 36,3 % de los futuros compradores.

Motivos

  • una buena inversión a futuro y reducirá sus facturas a largo plazo
  • preocupación medioambiental
  • calidad de los materiales de la vivienda.

Muchos compradores que no pagarían más no lo harían al no entender el concepto de vivienda sostenible.

El sector inmobiliario es responsable del 36 % de las emisiones de CO2 y del 40 % del consumo energético a nivel europeo, según datos de la Comisión Europea.

«El inmobiliario tiene la misión de convertirse en un agente facilitador en el proceso de descarbonización y rehabilitación energética de los hogares” María Matos, directora de Estudios y Portavoz de Fotocasa

Los inmuebles deben reducir las emisiones de carbono un 55 % antes de 2030 y seguir avanzando hasta conseguir un parque inmobiliario neutro en emisiones para 2050.

“España es uno de los parques inmobiliarios más envejecidos de Europa.

es reto y oportunidad para el desarrollo de nuestra industria, afianzando nuestro compromiso presente para la mejorar de la sociedad del futuro”

Víctor González, director de Marca y Comunicación de Solvia

Fuente: «La sostenibilidad en la demanda de vivienda en 2023«.

Foto de Expect Best

Related posts

El rock and roll contamina… y lo sabes

Miguel Royo Gasca

Juguetes sostenibles

Marta Gasca Gómez

Como mola la jarra de cristal de BRITA

Juan Royo Abenia