ISR

Sin buen gobierno no hay ISR

‘Engagement’ y ‘voting’ impulsan la participación del accionariado para implantar el buen gobierno

Si no se cumplen los criterios de gobernanza, aunque se cumplan los ambientales y sociales, no estamos ante una opción financiera sostenible.

El buen gobierno implica tanto una dimensión interna hacia la propia empresa u organización como una dimensión externa hacia toda la sociedad

Se debe aplicar el enfoque de la doble materialidad a la gobernanza, que si bien ha sido considerada siempre por los analistas como un factor susceptible de ser considerado material desde el enfoque financiero, ahora debe considerarse también el impacto producido por una reputación negativa ante unas retribuciones escandalosas o un tratamiento indigno de los empleados”, ha indicado, subrayando que “no podemos hablar de inversión sostenible sin que la gobernanza tenga el mismo peso que los objetivos fijados en materia ambiental o social.

Estrategias para seleccionar activos que cumplan con una serie de requisitos del universo de inversión

“La gobernanza dentro de las entidades es un elemento clave para la consecución de los objetivos ambientales y sociales”

Verónica Sanz, Spainsif

Las buenas prácticas son guías si bien se necesitan indicadores para comparar y medir. La gobernanza está en todas las estrategias de inversión sostenible, desde las exclusiones hasta el activismo accionarial a través del ‘engagement’ y ‘voting’. Es parte sustancial del riesgo de inversión. Los inversores excluyen empresas de sus carteras de inversión por temas de incumplimiento de Derechos Humanos, cuestiones laborales, corrupción o soborno.

Tendencias en Gobernanza
  1. Criterios de gobernanza en todas las estrategias de inversión sostenible.
  2. Engagement y voting como formas de participación del accionariado sobre las actuaciones de las empresas para promover y ayudar a implantar medidas de buen gobierno dentro de las organizaciones
  3. Información sobre cómo las entidades generan sus beneficios económicos, lo que seguirá impulsando el desarrollo normativo en materia de gobernanza y transparencia.
  4. Vinculación entre el buen gobierno y la reputación empresarial. Cualquier falla en la gobernanza pondrá en cuestionamiento toda la actividad empresarial.
  5. Eje sobre el que la empresa se vertebre y herramienta facilitadora para lograr objetivos ambientales y sociales.
  6. Monitorizar la gobernanza.

Fuente: ‘La Gobernanza en las Finanzas Sostenibles’ de Spainsif y la financiación de la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Related posts

Bancos, préstamos y cambio climático

Juan Royo Abenia

Enel, otra vez en el índice STOXX Global ESG Leaders

Redaccion

El brillante futuro de la ISR en España

Miguel Royo Gasca