Discapacidad

Hábitos saludables para mejorar el día a día de las personas con autismo

Solo con hábitos saludables las personas con TEA mejoran su calidad de vida

Orange Digital Center ofrece formaciones prácticas y accesibles para mejorar sus competencias digitales y la inclusión

La salud es una de nuestras mayores preocupaciones. Ni te cuento, en el caso de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). Pero ¿Qué hábitos son a los que hay que prestar más atención?

  1. Diversifica las actividades. La rutina ofrece seguridad y orden pero no flexibilizar algunas de sus actividades pueden ser un obstáculo para el desarrollo funcional de la vida diaria. Por ejemplo, combinar actividades de interior con otras al aire libre es recomendable para ampliar el repertorio de actividades a realizar y poder descubrir intereses nuevos con los que disfrutar. Esta, además, es una forma saludable de ayudarles a desarrollar su personalidad y forma de ser.
  2. Ejercita la mente tanto para aprender y ser más independientes, como para mantener habilidades previamente adquiridas. Algo que cobra especial relevancia en personas con autismo, en las que entrenar la mente a diario es esencial, ya que ello les ayuda en el desarrollo de muchas habilidades, entre ellas la habilidad social.
  3. Dieta saludable. Las personas con TEA son propensos a tener problemas de alimentación:
    • Trastornos que alteran los hábitos alimenticios como la ansiedad.
    • Limitaciones que puede tener la persona para comer ciertos alimentos.
  4. Incorpora actividades física para mejorar el bienestar físico y mental. Mejor iniciarse primero con deportes individuales, de modo que puedan acostumbrarse a la dinámica de ejercicio. Después podríamos pasarnos a deportes donde puedan relacionarse con otras personas sin mucha presión y de forma gradual. Por ejemplo: natación, senderismo, equitación, artes marciales…
  5. Facilita herramientas adecuadas para comunicar su dolor o malestar. Ante la dificultad de transmitir lo que les sucede de forma verbal, los sistemas de comunicación aumentativa son una gran ayuda. Estos sistemas, que suelen ser formas de expresión basadas en la imagen, en los gestos o en los mismos objetos y el contexto, hacen más accesible el proceso de comunicación para las personas con TEA y facilitan la conversación sobre sus emociones y sentimientos.
  6. Enseña habilidades de autorregulación. La ansiedad puede ser el detonante de situaciones complicadas que pueden evitarse empleando estrategias para la serenidad.
    1. Un espacio de relajación en casa, con materiales y rutinas estructuradas que incentiven el autoconocimiento y que sirvan de guía a la hora de autogestionar un estallido o sobrecarga sensorial.
    2. Una caja de la calma con bote de la calma, pelotas antiestrés, mordedores, mandalas para colorear, globos, o papel de burbujas.

Foto: Miret

Related posts

Becas en arte y cultura para estudiantes con discapacidad

Juan Royo Abenia

NO a la integración de las pensiones no contributivas de la Seguridad Social en el sistema del ingreso mínimo vital (IMV)

Marta Gasca Gómez

Supracapacidades de personas con discapacidad

Marta Gasca Gómez