Discapacidad

¿Es beneficioso que niños con autismo jueguen con muñecas?

Niño con autismo jugando con muñecas

¿Qué impacto tiene el juego con muñecas en el desarrollo a corto y largo plazo?

El juego con muñecas podría beneficiar a niños con diferentes estilos de comunicación social, incluyendo aquellos que muestran rasgos neurodivergentes comúnmente asociados con el autismo.

Jugar con muñecas, ya sea en solitario o en grupo, puede apoyar el desarrollo de las habilidades sociales en los niños. También niños con y sin niveles altos de rasgos autistas, aunque a través de enfoques de juego diferentes.

«El juego con muñecas puede fomentar el desarrollo social en los niños, independientemente de su perfil neurodesarrollador.

Todos los niños, incluso aquellos que muestran rasgos neurodivergentes comúnmente asociados con el autismo, pueden utilizar el juego con muñecas como una herramienta para practicar escenarios sociales y desarrollar habilidades sociales, como la empatía»

Sarah Gerson

Los neurocientíficos utilizaron equipos de última generación de espectroscopia funcional de infrarrojo cercano para explorar la activación cerebral mientras los niños jugaban con muñecas y tabletas, tanto solos como con otra persona, replicando las condiciones del primer año.

Observaron un aumento de la actividad cerebral en la región del surco temporal superior posterior (pSTS, por sus siglas en inglés) al jugar con muñecas, tanto en el juego con un compañero social como durante el juego en solitario con muñecas, pero en menor medida durante el juego en solitario con tabletas.

La región pSTS está fuertemente involucrada y activa durante el procesamiento social y emocional

El juego con muñecas activa regiones cerebrales asociadas con el procesamiento de información social, como la empatía: puede permitir a los niños ensayar, utilizar y desarrollar estas habilidades incluso cuando juegan de manera independiente. Curiosamente, este efecto en el cerebro fue similar entre los niños que mostraban menos y más rasgos comúnmente asociados con el autismo.

De esta manera podría respaldar el procesamiento social, independientemente del perfil neurodesarrollador del niño, pero a través de diferentes vías.

  • Para los niños que muestran menos rasgos autistas, hablar sobre los estados mentales de otros relacionados con la actividad de la pSTS (es decir, hablar sobre los pensamientos y emociones de otros cuando juegan solos con muñecas).
  • En contraste, para aquellos que muestran más rasgos autistas, hablar con otros durante el juego con muñecas estaba relacionado con la actividad de la pSTS, incluso cuando jugaban solos (es decir, participación social general con investigadores/experimentadores en lugar de un tipo específico de hablar sobre estados mentales).
Los niños, independientemente de su perfil neurodesarrollador, pueden jugar con muñecas y potencialmente beneficiarse en términos de su desarrollo social

Otros estudios han demostrado que el procesamiento social y las habilidades de empatía son determinantes en el futuro éxito emocional, académico y social de los niños.

«El estudio refuerza la importancia de reconocer y valorar la neurodiversidad.

reconocer y valorar las diversas formas en que funcionan los cerebros de los niños y abordar el desarrollo social de una manera inclusiva y adaptada para todos los niños, independientemente de su neurodivergencia.

Al abrazar todas las formas en que los niños eligen jugar, podemos crear un entorno más inclusivo y de apoyo para su desarrollo»

Catherine Jones

Desde la publicación emblemática de la teoría del desarrollo cognitivo de Piaget, se ha pensado que los efectos del juego son positivos para las habilidades sociales y la creatividad de los niños, pero esto nunca se ha evidenciado científicamente a nivel cerebral.

Es la primera vez que las teorías clave de Piaget sobre el juego se han evidenciado científicamente a través de imágenes cerebrales y la primera vez que se utiliza evidencia de neuroimagen con juego natural de muñecas, lo que significa que no había una historia prescrita para mostrar cómo se activa el cerebro durante el juego con muñecas.

 «cuando los niños, independientemente de su perfil neurodesarrollador, juegan con Barbie, su tiempo de juego puede beneficiar su desarrollo.

a través de la neurociencia, jugar con Barbie puede fomentar el desarrollo de habilidades sociales como la empatía en los niños, incluyendo aquellos que muestran rasgos neurodivergentes comúnmente asociados con el autismo.

buscamos destacar los beneficios del patrón de juego hacia el desarrollo, que los padres quizás no conocían»

Michael Swaisland, Mattel 

Fuente: «Abrazando la Neurodiversidad en el Juego con Muñecas: Investigación de Correlaciones Neurales y Lingüísticas del Juego con Muñecas en una Muestra Neurodiversa«, Revista Europea de Neurociencia en septiembre de 2023, Jennifer Keating, Salim Hashmi, Ross E. Vanderwert, Rhys M. Davies, Catherine R. G. Jones, Sarah A. Gerson

El estudio fue encargado por Barbie y se llevó a cabo con 57 niños (27 niños y 22 niñas) de 4 a 8 años con diferentes niveles de rasgos autistas. Los rasgos se midieron utilizando la Versión para Niños del Cuestionario del Espectro Autista (AQ-Child, Aueyung, et al., 2008).

Related posts

Fundación Aquae apoya las becas de la ONCE para la inclusión laboral de universitarios con discapacidad

Marta Gasca Gómez

Fundación Orange y Confederación Autismo España por la inclusión social de las personas con autismo

Redaccion

I Jornadas sobre el Derecho a la Asistencia Personal, Zaragoza

Redaccion