Tribuna

Glasgow, Conferencia de las Partes (COP26) e inversión de impacto

Sin voluntad política no será posible la transición a una economía libre de GEI

El sector público debe fomentar las inversiones en empresas y tecnologías que aporten soluciones a los problemas ASG. La clave es la inversión de impacto.

Menos samba y más trabajar

¿Quién es el culpable de la deforestación en el Amazonas? ¿No es cierto que el artículo 6 de la cumbre de París? ¿Cómo recompensar a Brasil con un incentivo financiero para proteger la Amazonia en vista de su gran capacidad de almacenamiento de carbono, algo que beneficia a todo el planeta? ¿Cómo lograr una transición justa? ¿Participarán los hogares vulnerables en la transición a una economía baja en carbono? ¿Cómo los trabajadores de los activos abandonados pueden reciclarse para hacer frente a las pérdidas de empleo? Se necesitan beneficios inclusivos y para los países y comunidades más pobres. ¿Cómo movilizar recursos financieros? La descarbonización del mundo va a costar miles de millones de euros.

Mirando por el retrovisor

El transporte, la construcción de edificios y la gestión de residuos deben reducir la emisión de GEI.

Hay que financiar aquellas inversiones que ofrezcan soluciones escalables a los retos medioambientales, al tiempo que generan una sólida rentabilidad. Los inversores pueden medir el impacto producido por las empresas que participan en las cadenas de valor que proporcionan productos y servicios para reducir o evitar las emisiones.

Los edificios son el 40 % del consumo energético mundial y el 33 % de las emisiones de GEI

Resulta rentable invertir en tecnologías y materiales que reduzcan el impacto medioambiental de un edificio a lo largo de todo su ciclo de vida:

  • selección del emplazamiento
  • elección de materiales
  • construcción
  • funcionamiento
  • mantenimiento
  • demolición
  • eficiencia energética
  • energías renovables
Industria es el 24 % de las emisiones de GEI

“Las industrias que hacen un uso eficiente de los recursos desempeñan un papel fundamental para avanzar hacia un mundo más respetuoso con el medio ambiente”

Elena Tedesco, gestora de Vontobel

Los procesos de producción limpios y eficientes reducirán el consumo de energía y de materiales, al tiempo que aumentarán la producción necesaria para hacer frente a la creciente demanda. Y, lo que es más importante, la transformación digital está facilitando el camino a nuevos enfoques de desarrollo, producción y toda la cadena logística.

Transporte es el 22% de losGEI

Los inversores deberían estar atentos a las soluciones ferroviarias para el transporte de pasajeros y mercancías, así como a otras alternativas a los motores de combustión interna (ICE). En concreto, en las empresas que dan forma al futuro de la movilidad ofreciendo soluciones innovadoras y tecnologías clave para un transporte de bajas emisiones que ahorra tiempo y recursos.

Economía circular: una nueva vida después de la “muerte”

12.000 millones de toneladas de residuos plásticos estarán en los vertederos o en la naturaleza en 2050, y la cantidad de plástico en los océanos superará a la de peces.

“Por ello, es importante reutilizar los recursos y reducir los residuos. Las empresas que ofrezcan soluciones de reciclaje o integren los conceptos de gestión del ciclo de vida en el diseño de sus productos desde el principio, pasando por el diseño de ingeniería y luego por la fabricación, el mantenimiento y la eliminación de sus productos, desempeñarán un papel crucial”

Related posts

El BCE, más de lo mismo

Redaccion

¿Es oro todo lo que reluce de la encuesta de confianza empresarial?

Miguel Royo Gasca

¿Puede una máquina suplantar el puesto de un redactor?

Marta Gasca Gómez