Tribuna

Bonos ASG, una herramienta contra la contaminación

Los bonos ligados a características ASG reducen las emisiones de CO2 un 10 % en Europa al disminuir la financiación inmobiliaria

La emisión de bonos ASG por parte de empresas no financieras en Europa se redujo drásticamente en el primer semestre, sobre todo inmobiliarias, una tendencia que probablemente se mantendrá en el segundo semestre.

Los volúmenes de bonos cayeron hasta 115.000 millones de euros en términos absolutos, lo que garantiza que su porcentaje de emisión global seguirá disminuyendo.

Causas
  • subida de los tipos de interés
  • preocupación por el «greenwashing»
  • incertidumbre sobre el entorno normativo
  • pérdida de confianza en el llamado «greenium» (prima verde)
  • probabilidad de que estos bonos se negocien con una prima sobre los bonos no vinculados a ASG.

El sector inmobiliario suele ser un gran emisor de bonos ASG pero en lo que va de año, el sector solo representó el 5 % del total de bonos ASG, frente al 18 % en 2022 y el 24 % en 2021.

Los bonos verdes siguen gozando de gran aceptación pero decrece el interés por los bonos vinculados a la sostenibilidad (SLB), que representan el 65 % del total de bonos vinculados a ESG en Europa, frente al 55 % de 2021.

Anne Grammatico, analista de calificaciones corporativas de Scope Ratings

 

Related posts

La deslocalización impulsará la demanda de agua ultrapura

Miguel Royo Gasca

Retos globales, soluciones conjuntas

Redaccion

Quebró el SVB, el banco woke

Juan Royo Abenia