ISR

¿Y el impacto en biodiversidad de la banca?

caballito de mar

La banca española no divulga información suficiente sobre los impactos de su actividad en el medioambiente y la biodiversidad

La Ley 11/2018 obliga a la divulgación de información no financiera en lo referente a los impactos de su actividad en el cambio climático, protección de la biodiversidad, uso sostenible de los recursos, contaminación, etc.

Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Banco Sabadell y Bankinter se centran especialmente en cambio climático pero deben avanzar más. 

Hay margen de mejora para conocer la exposición a los riesgos climáticos y comprender cómo gestionan los impactos adversos de su actividad en el medioambiente.

«los bancos son clave para la descarbonización de la economía.

más aún con la reciente adopción de la directiva sobre información corporativa en materia de sostenibilidad que entrará en vigor en 2025, la cual es aún más exigente”

Ana Barreira

Análisis
  1. marco legal vigente divulgación no financiera en España
  2. datos concretos divulgados
    1. emisiones de GEI atribuibles a la actividad financiera de la banca
    2. metas voluntarias de descarbonización para reducir dichas emisiones
    3. medidas implementadas para alcanzar las metas.
    4. gestión de los riesgos climáticos vinculados a la actividad financiera de la banca, así como su impacto en la biodiversidad.

Emisiones de GEI

  1. BIEN. Ha mejorado la calidad de la información difundida. Bankinter y BBVA divulgan datos concretos sobre las emisiones de su cartera hipotecaria.
  2. MAL. No ofrecen metas voluntarias de reducción de las emisiones de GEI en algunos sectores a medio plazo ni los impactos negativos que su actividad tiene en la biodiversidad

“pueden escudarse en la falta de métricas cuando desde hace más de tres décadas se viene desarrollando regulación; las métricas son útiles, pero siempre y cuando se respete la legislación que es vinculante en un Estado de derecho y donde la banca ejerce su actividad”

Recomendaciones

La lucha contra el aumento de la temperatura del planeta requiere la transformación estructural del sistema financiero y de sus estructuras y procesos, con la participación de gobiernos, bancos centrales, bancos comerciales, inversores institucionales y otros actores.

A través de su actividad financiera, la banca tiene un papel fundamental en la descarbonización de la economía: las compañías activas en sectores económicos intensivos en carbono, como son los sectores de la energía, de la industria y del transporte, dependen de su apoyo para desarrollar sus actividades.

En consecuencia, la banca debería dejar de financiar proyectos cuyas emisiones de GEI resulten incompatibles con la consecución de los objetivos del Acuerdo de París.

Fuente: ‘La banca española y el reporte de cuestiones ambientales: Análisis de los EINF2022’, Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente IIDMA

Related posts

BEI y MERLIN impulsan la eficiencia energética de edificios

Marta Gasca Gómez

Inversión RSC para luchar contra la epilepsia

Redaccion

BEI y Banca March: 400 millones de euros para financiar a pymes

Redaccion