Medio Ambiente

Sin puntos de recarga para el coche eléctrico, adiós a la movilidad sostenible

El impulso del vehículo eléctrico pasa por una mayor red de infraestructura de puntos de recarga, mayor competitividad productiva y una regulación que permita actuar de manera más ágil y homogénea a nivel nacional

Así lo afirma el foro ‘#Vehículoeléctrico y alianzas para la #MovilidadSostenible’, organizado por el portal web ‘Soziable.es’, especializado en sostenibilidad y transformación social.

Ponentes

  • responsable de contenidos de Soziable.es, Chema Doménech
  • directora general de la asociación de empresas de energía eléctrica (AELEC), Paloma Sevilla
  • directora de Industria y Medio Ambiente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), Arancha García
  • directora de Desarrollo de Empresas por la Movilidad Sostenible, May López
  • responsable de Relaciones Externas de Smart Mobility de Iberdrola, Carlos Bergera
  • director de Logística capilar de Pascual, Pedro Marín
  • director de Relaciones Institucionales de Renault España S.A., Ernesto Salas.

Nos encontramos ante una transformación profunda en la que apostamos por la electrificación y la conectividad para atender a los retos medioambientales. Es importante la concienciación de la sociedad para dar pasos hacia el cambio. Ahora el consumidor, cuando va a comprar un coche, no solo pregunta por su seguridad o competencias, también se interesa por la parte medioambiental.

Sin embargo, la clave para que incremente el uso y compra del vehículo eléctrico está en crear una red de recarga con suficiente capilaridad para cubrir las necesidades de los ciudadanos. También se necesita un mayor incentivo económico al sector, como está sucediendo en otros países de Europa.

Para alcanzar el objetivo 2050 de una economía libre de emisiones necesitamos un transporte más sostenible

Smart Mobility de Iberdrola tiene muchos puntos de recarga acordados, pero se necesita que los trámites administrativos para establecerlos no sean tan lentos ya que duran seis o siete meses. Estamos en un momento apasionante en el desarrollo de la movilidad eléctrica y debemos tratar de eliminar este tipo de barreras para ser más ágiles.

Las organizaciones tienen mucho que aportar

El aumento del comercio electrónico tras la pandemia es una tendencia que preocupa porque genera mayor movilidad de vehículos más contaminantes. Las empresas deben garantizar cero emisiones en destino y que puedan distribuir en última milla con vehículo eléctrico.

Related posts

El culto al agua en la Península Ibérica

Redaccion

¿Cómo alimentar a 8.000 millones de personas?

Miguel Royo Gasca

Abengoa, líder CDP en la gestión del cambio climático

Juan Royo Abenia