Tribuna

Los ODS son un éxito de concienciación y de comunicación.

El desarrollo de las iniciativas y el cumplimiento de los objetivos es más complejo y depende de muchos actores, pero en lo que tiene que ver con establecer un marco común, conocido y compartido por una mayoría de la sociedad, estoy convencido de que han sido un éxito

Desde AUARA incidimos de una manera más o menos directa en 13 de los 17 ODS. Somos representantes del ODS 6 (Agua limpia y saneamiento) según la Red Española del Pacto Mundial y la Fundación Rafael del Pino, pero hay muchos otros en los que incidimos tanto a través de nuestros proyectos de acceso a agua potable en países en vías de desarrollo (pobreza, hambre, igualdad, educación, etc.) como de los productos que vendemos, tratando de introducir buenas prácticas relacionadas con economía circular, sostenibilidad, comercio justo, etc.

Creo que para hacer realidad los ODS, más importante que la financiación es el cambio cultural que requieren. Cuando los seres humanos nos ponemos de acuerdo para conseguir cosas que dependen de nosotros, creo que somos muy capaces de hacerlas. Pero el gran reto es bajar los ODS a nivel micro, incidir en lo que suponen a nivel de conciencia. Las empresas, las instituciones, los estados, los conforman personas, y sin personas concienciadas y convencidas poco cambio real vamos a encontrar en grandes estructuras. Si las personas y la sociedad se convencen, las empresas y las instituciones cambian solas y la financiación también llega sola. Sobre todo porque seremos capaces de alinear nuestros intereses estratégicos y económicos con los valores de fondo que motivan los ODS.

Soy optimista con que alcanzaremos los objetivos, pero no en los plazos marcados. En general, creo que los cambios sociales y culturales que buscamos son muy profundos y a una escala gigantesca, y si queremos que enraícen de verdad van a requerir más tiempo. Y aunque vivimos en una constante sensación de alarmismo y prisa, creo que es bueno que los cambios sean lentos pero profundos.

AUARA. Antonio Espinosa de los Monteros, primer ejecutivo y cofundador
Beber agua aquí (en botellas de plástico 100% reciclado) y contribuir a que personas de otros países tengan acceso agua potable y saneamiento.

Related posts

Estas serán las claves de la COP25

Redaccion

España solidaria

Redaccion

El momento clave para la descarbonización de la movilidad urbana ha llegado (y II)

Redaccion