Tribuna

La persona en el centro

Por qué el cuidado de la salud de las personas también debe ser una prioridad para las compañías

Las compañías grandes, pequeñas y de todo tipo solemos poner el foco en la sociedad cuando hablamos del impacto de nuestra actividad; mientras que, paradójicamente tendemos a olvidar que, además de ser el fin, las personas son también el medio

Y es que son la base de todas las organizaciones, ese capital humano encargado de que una organización salga adelante, cumpla sus objetivos y proporcione el mejor servicio posible. Y para que lo haga, tenemos que asegurarnos, como responsables, de que estamos brindándoles aquellas herramientas que necesitan en su más amplio espectro.

‘I índice de Felicidad Organizacional’ (Trabajando.com, Universia, People First y Reputación e Innovación)

Este reciente estudio ha extraído datos sobre la felicidad organizacional, para entender cómo se sienten los empleados y empleadas dentro de la empresa.

Un “pulso” sobre el cuidado empresarial hacia los trabajadores en países como Argentina, Chile, Colombia, Perú, México y España, que ha encuestado a un total de 7.571 personas. En él, se ha preguntado a los participantes sobre diferentes aspectos para conocer su nivel de felicidad en el trabajo, su visión sobre cómo debería ser la conciliación familiar, el estrés, la presión laborar o las políticas de maternidad y paternidad, entre otros temas. En el caso de España, un 41,1 % se declaraba “muy desacuerdo” con la afirmación de que en sus empresas “existe una buena conciliación” y solo el 7,1 % afirmaba que serían fieles a su organización si les ofrecieran otra oferta de trabajo.

Unos resultados que confirman una brecha en la atención que prestamos desde las organizaciones a la realidad de las necesidades de nuestros empleados, cuyas consecuencias pueden tener un efecto directo sobre aspectos vitales para una compañía, como la retención de talento o la salud de los trabajadores.

Be Healthy! 2.0, un compromiso real con nuestros trabajadores

En ABB nuestros valores son la piedra angular de nuestra cultura empresarial, ya que dan forma a todo lo que hacemos, guían nuestro comportamiento y relaciones con nuestros compañeros, clientes, socios y la sociedad en su conjunto, y nos ayudan a alcanzar nuestro propósito.

Uno de ellos es precisamente el concepto de Cuidado (Care), que no solo implica actuar de una forma íntegra en nuestros negocios, sino que tiene una dimensión interna que nos lleva a ser conscientes de que es esencial que las personas que forman parte de nuestra empresa cuenten con una salud física y mental óptima.

Una de las muchas lecciones que hemos aprendido de la pandemia ha sido la necesidad de poner en el centro de nuestras prioridades nuestra salud. Porque no podemos hacer las cosas bien si no nos sentimos bien. La presión ante las urgencias, la necesidad de una constante adaptación para lograr un equilibrio y conciliación laboral y personal o el deseo de querer dar lo mejor de nosotros mismos en unas circunstancias inestables; ha provocado en los trabajadores una sensación de agotamiento constante o burnout que, sumado a un sedentarismo prolongado y a una falta de atención a nuestra alimentación, puede acarrear problemas físicos preocupantes en nuestros trabajadores.

Para paliarlo, desde ABB decidimos poner en marcha en 2021 el proyecto Be Healthy! 2.0, con el objetivo de ayudar a nuestros empleados a conseguir un equilibrio entre la vida personal y profesional, entre nuestra salud física y emocional; centrándonos en tres grandes áreas: la gestión emocional, el cuidado de la alimentación y el de la salud física.

Así, durante todo un año, dedicamos cada mes a uno de estos pilares y dotamos a nuestros empleados de herramientas de aprendizaje como sesiones webinarios, materiales didácticos, videotutoriales, artículos, etc. elaborados por expertos de sector. Una apuesta con la que decidimos romper tabúes y poner a la persona en el centro, y que tras 8 meses nos ha resultado altamente gratificante, con una valoración del programa de cercana a cinco puntos, en una escala de 0 a 5.

Sin embargo, más allá de una alta valoración o de ver cómo nuestros empleados interiorizan estas dinámicas saludables, en ABB entendemos este proyecto como un paso adelante aplicable a cualquier organización, tanto del sector público como privado; porque entendemos que la salud física y mental de los trabajadores de cualquier organización es primordial para construir no solo una compañía mejor, sino una sociedad más saludable y feliz.

Sandra Vidal, Country HSE & Sustainability Manager en ABB

Related posts

Los ODS nos han dado una referencia común aceptada por todos

Miguel Royo Gasca

Medidas para una digitalización más sostenible

Juan Royo Abenia

La financiación privada, palanca de los ODS

Redaccion