Tribuna

Empresas sostenibles, culturas sostenibles

eduardo villarroya domenech

Empresas sostenibles, culturas sostenibles para actuar con integridad, transparencia y honestidad y ser ejemplar en RSC

Una empresa ejemplar en RSC se basa en puntos clave para asegurar que sus prácticas comerciales sean éticas, sostenibles y beneficiosas para la sociedad en general.

Esto implica actuar con integridad, transparencia y honestidad en todas las interacciones sean empleados, clientes, proveedores y otras partes interesadas.

Me voy a centrar en lo que esperamos de esa relación con los empleados en ese marco de sostenibilidad, y lo que se espera no es ni más ni menos que:

Trato justo y respetuoso,
  • La empresa trata a sus empleados de manera equitativa y con dignidad en todas las circunstancias. Esto implica evitar cualquier forma de discriminación basada en características como género, raza, religión, orientación sexual, etc. Todos los empleados deben tener igualdad de oportunidades y ser tratados con respeto, independientemente de su posición o función dentro de la organización y todos los trabajadores deben tener una descripción objetiva de lo que se espera de ellos en términos cuantitativos y cualitativos.
Salarios justos y beneficios adecuados
  • Los empleados deben recibir una compensación justa por su trabajo, que refleje su contribución al éxito de la empresa y les permita mantener un nivel de vida digno. Además del salario base, la empresa puede ofrecer beneficios adicionales como seguro de salud, seguro de vida, planes de jubilación, bonos por desempeño, entre otros, para mejorar el bienestar económico de sus empleados. Todo ello merece estar bien detallado en una política salarial bien definida.
Desarrollo profesional y personal
  • Proporcionar oportunidades de desarrollo y crecimiento tanto profesional como personal para sus empleados. Esto puede incluir programas de capacitación y desarrollo, asignación de mentores, oportunidades de promoción interna, entre otros. Al invertir en el desarrollo de sus empleados, la empresa no solo mejora su desempeño individual, sino que también fortalece su capacidad colectiva y su compromiso con la organización.
Ambiente de trabajo inclusivo y colaborativo
  • Fomentar un ambiente de trabajo donde se respeten las opiniones y perspectivas de todos los empleados. Esto implica promover la inclusión, la igualdad y la tolerancia, y crear un entorno donde todos se sientan valorados, que favorezca la iniciativa y la escucha. Un ambiente de trabajo colaborativo fomenta la creatividad, la innovación y el trabajo en equipo, lo que contribuye al éxito a largo plazo de la empresa.
Condiciones de trabajo seguras y saludables
  • La empresa debe proporcionar un entorno de trabajo seguro donde los empleados puedan desempeñar sus funciones sin correr riesgos para su salud o seguridad. Para ello es necesario identificar y abordar riesgos potenciales en el lugar de trabajo, proporcionar equipos de protección adecuados, ofrecer capacitación en seguridad y salud ocupacional, y cumplir con todas las normativas y estándares de seguridad aplicables.

En resumen, la ética empresarial con los empleados implica crear un entorno laboral que promueva el bienestar, el desarrollo y el respeto mutuo, reconociendo que los empleados son un activo fundamental para el éxito y la reputación de la empresa. Solo así, conseguiremos una cultura de empresa fuerte, capaz de resistir cualquier tormenta y por lo tanto, nos permitirá garantizar una empresa sostenible.

Eduardo Villarroya Domenech, socio director de juan royo ECONOMISTAS

Related posts

Pacto Verde Europeo: ¿por qué debe el sector financiero tomarse en serio la transparencia de la información ASG?

Miguel Royo Gasca

¿Han avanzado los ODS como se esperaba?

Miguel Royo Gasca

¿Qué podemos esperar de la COP27? Objetivos, claves y retos

Marta Gasca Gómez