Solidaridad

Cumplir un deseo, un salvavidas para el niño enfermo

Fundación Pequeño Deseo cumple los sueños de niños con enfermedades crónicas o de mal pronóstico

Desde 2000, la Fundación Pequeño Deseo tiene la misión de cumplir los deseos de niños enfermos y apoyarles en su lucha. Es esencial recordar a aquellos que están luchando por su vida y necesitan nuestra atención.

“Una enfermedad grave en un niño o adolescente provoca tristeza. A veces encubre una depresión. Aunque sus sentimientos siempre dependerán de su carácter y del grupo familiar que le apoya”

Javier Urra, Dr. en Psicología y ex-Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid 

El conocimiento sobre el impacto de las emociones en la recuperación de los pacientes ha permitido a la Fundación reforzar su motivación y contar con el apoyo de sus médicos y familias. El cumplimiento de un deseo genera muchas emociones positivas que tienen un efecto directo y enorme en su bienestar emocional y físico.

“Hace años planteamos estudiar desde la ciencia psicológica, la repercusión que en los niños hospitalizados tiene este deseo.

De la mano de Carmelo Vázquez, realizamos un estudio longitudinal. Comprobamos que seis meses después de disfrutar de dicho deseo, o incluso un año después, los niños se aferraban a ese momento estupendo para afrontar el sufrimiento, que a veces se cronifica”

Sin esperanza, las expectativas se ensombrecen

El efecto positivo del sueño cumplido se extiende también a esas personas que tienen un papel fundamental en su proceso de recuperación

“Cuando un niño es diagnosticado con una enfermedad grave o irreversible, crónica, el seísmo emocional para sus seres queridos es brutal. Genera una quiebra, con la que hay que convivir mostrando esperanza y en ocasiones sonriendo, aunque lo que se siente es necesidad de llorar esa dicotomía.

esa disonancia es muy dolorosa, conlleva mucho sufrimiento, pues obliga a los padres, a los hermanos, a desdoblar su conducta, su actitud. Para los sanitarios (y aun siendo su profesión y estando habituados) no deja de ser un disgusto, una mala noticia, si bien se posicionan ante un reto, pues se comprometen a intentar si no vencerlo, si superarlo”

Related posts

Cristina Rodríguez: “la soledad es un río que se nos está desbordando”

Miguel Royo Gasca

IV Carrera virtual solidaria por la educación financiera y la inclusión

Redaccion

FNAC y RÍO shopping donan tres reproductores de música al Hospital Universitario RÍO Hortega

Redaccion