Discapacidad

Necesidades educativas especiales: personalización o fracaso

Niño con autismo

En España, hay 227 979 alumnos con necesidades educativas especiales asociadas a una discapacidad o trastorno

El tutor sirve como ancla para detectar que el niño no cumple los criterios o estándares de aprendizaje, o bien que, a nivel social y emocional, no se relaciona de igual forma con otros.

Estas necesidades se reparten:

  • 27,4 % discapacidad intelectual
  • 26,4%, trastornos generalizados del desarrollo
  • 24,6 % trastornos graves de conducta,
  • 6.4 % discapacidad motora
  • 4.2 % sensorial

“La detección de las necesidades educativas especiales se lleva a cabo por todos los agentes que están inmersos en el contexto educativo del menor, como puede ser el tutor, los maestros de apoyo y el equipo de orientación.

La primera persona que suele detectar que algo no marcha como debe ser es el tutor del menor, que puede percibir que el niño no llega a los criterios o estándares de aprendizaje, o bien que, a nivel social y emocional, no se relaciona con otros niños como debería ser”

Tania Ruiz, anda CONMiGO 

Hay niños con dificultades de aprendizaje en etapa infantil que, a su vez, suelen conllevar un retraso madurativo, ya que a nivel cognitivo o del lenguaje y tienen ciertas dificultades para llegar a los hitos evolutivos.

También hay alumnos con escaso interés social, que están aislados o sin prestar atención al ambiente en el que se encuentran, con escaso contacto ocular y con dificultades en el juego, pueden tratarse de niños con rasgos pertenecientes al espectro autista.

Cada centro educativo debe dotarse de los recursos suficientes para la detección y evaluación de las necesidades

El equipo de orientación o el equipo de atención temprana,  evalúan y dotan de herramientas a los tutores para su correcta intervención educativa, aportándoles información acerca de en qué consiste cada patología, cómo afecta a los niños implicados y, por otro lado, cuáles son los momentos en los que se les debe prestar una mayor atención; lo que les permitirá entender, con mayor precisión, cómo tendrán que actuar en cada situación, para que no interfiera en su aprendizaje ni en su integración con el resto de alumnos.

“La atención a la diversidad abarca a todas las etapas educativas y a todos los alumnos.

cada vez las escuelas son más conscientes.

los centros ordinarios cuentan apoyo (profesores especialistas en pedagogía terapéutica y audición y lenguaje) y medidas de adaptación en el aula ordinaria”

Terapias encaminadas a fomentar la inclusión

Películas como “Wonder” afloran valores como la tolerancia, el respeto o el autoconcepto, o actividades inclusivas para fomentar la empatía entre iguales como vendar los ojos, poner ciertos elementos que dificulten la actividad motora, etc.

El proceso de adaptación es distinto en cada niño y dependerá tanto de sus dificultades como de las barreras o trabas que se encuentren dentro de su escuela.

Los padres, mediante rutinas y hábitos, facilitan la vuelta al cole y retomar el ritmo escolar. Mostrarles fotografías e imágenes del centro, su nueva aula e, incluso, de sus profesores y compañeros, ayudan. Por otro lado, es importante que se adapten a los nuevos horarios, rutinas y responsabilidades de forma progresiva y con calma.

Foto de Mikhail Nilov

Related posts

Cuentacuentos por un día

Redaccion

‘UNO BRAILLE’

Miguel Royo Gasca

2 de abril, Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Marta Gasca Gómez