RSC

¿Metaverso? ¿Ha oído, usted, hablar del metaverso?

Facebook contratará a 10.000 personas en la UE para trabajar en Metaverso nueva realidad virtual

Metaverso es la transformación digital real de la forma de trabajar en las empresas; todo lo que se había hecho hasta ahora eran solo pasos en esa dirección.

El término en sí no es nuevo. Desde hace tiempo la imaginación humana está pensando en realidades virtuales.

Significa hacer realidad el mundo Phygital (acrónimo de Physical + digital), donde personas físicas de cualquier lugar del planeta interactúan en espacios 100 % virtuales que reproducen el mundo físico a través de bits.

“es clave el real time speech translation y el natural language processing: la traducción simultánea de las conversaciones y la interacción humana con las máquinas digitales”

Jonathan Escobar, CEO de ActioGlobal

La traducción simultánea de los diferentes idiomas en el metaverso habilita un mundo en el que la localización va a dejar de tener importancia porque en una sala de trabajo habrá personas de cualquier lugar del mundo creando, colaborando, discrepando.

El lugar y el idioma dejarán de tener importancia

En cambio, la empatía respecto a los hábitos culturales, la sincronización en las franjas horarias y la calidad de las infraestructuras de datos ganarán peso.

Metaverso es la revolución del mundo de la empresa tal como lo concebíamos hasta hoy.

“Las paredes se hacen transparentes, las compañías se convierten en ecosistemas o plataformas que integran talento de dentro y fuera de la organización proveniente de cualquier lugar del mundo, de cualquier disciplina y de cualquier sector”

Las empresas ya no son lugares reservados a los empleados si no conectadoras de las pasiones y capacidades del talento. Este “new work” es una revolución. Cambiará radicalmente a las empresas y al trabajo individual e impondrá velocidad, agilidad, efectividad para entender los datos que proporcionan sus clientes.

Los usuarios de metaverso se conectan e interactuan virtualmente, emulando a la realidad física.

“Sería un espacio digital típico con gráficos realistas en 3D”

Marc Bara, profesor de OBS Business School

Una versión mejorada de la Realidad Virtual (VR) de los videojuegos

La realidad virtual se podría usarse para prácticamente cualquier cosa: trabajo, juego, conciertos, ocio…  El entusiasmo por los mundos digitales y la realidad aumentada aparece cada pocos años, pero por lo general desaparece al tener los usuarios una experiencia un poco frustrante con la tecnología disponible. A medida que los avances en tecnología puedan habilitar estas aplicaciones, la expansión y uso del ‘metaverso’ puede estar acercándose. De hecho, la creencia es que podría ser un cambio de paradigma para la realidad virtual como el que supuso el teléfono inteligente moderno en comparación con los primeros teléfonos móviles de la década de 1980. Ahora existe la sensación de que, por primera vez, la tecnología está casi ahí, con avances en los juegos de realidad virtual y la conectividad que se acercan a lo que podría ser necesario. Por eso, en 2021 se está produciendo un gran entusiasmo sobre el metaverso entre los inversores y las grandes empresas de tecnología, y nadie quiere quedarse atrás si resulta ser el futuro de Internet.

En la década de los 60 y 70 los padres de la inteligencia artificial decían que en 15 años los robots iban a hacer todo y no ha sido el caso. Con el metaverso ocurrirá algo parecido.

“Gradualmente se tenderá a algo así, pero estamos muy lejos porque hay determinados componentes que tienen que mejorar mucho”

José Ángel Olivas, investigador de OBS Business School y profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha

Una videoconferencia en el metaverso necesita 5G o 6G todavía no disponible por lo que de momento se limitará a los ámbitos técnico-científicos, laborales y de ocio.

Related posts

La Red Española del Pacto Mundial y CEPYME fomentarán los ODS entre las pymes

Redaccion

Luz al final del tunel: Sostenibilidad y tecnología

Redaccion

Endesa refuerza su operativa financiera con objetivos de sostenibilidad

Miguel Royo Gasca