Medio Ambiente

2.600 pescadores recuperan 152 toneladas de basura marina en 2019 gracias a Upcycling the Oceans

“Upcycling the Oceans” de la Fundación Ecoalf y Ecoembes busca dar una segunda vida a la basura que está destruyendo los océanos

2.600 pescadores al frente de 550 barcos de arrastre localizados en 40 puertos pesqueros de Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Región de Murcia son los imprescindibles aliados de este proyecto.
Este 2020, de cara a fomentar el conocimiento de la basura marina, se analizará la tipología de los residuos recuperados de los fondos marinos a través de la Plataforma Marnoba.

Los océanos juegan un importante papel en nuestras vidas. Son los pulmones de nuestro planeta ya que generan la mayoría del oxígeno que respiramos. Por eso, aunque cada día es necesario concienciar a la sociedad sobre la necesidad de su conservación, hoy, 8 de junio, fecha en la que se celebra el Día Mundial de los Océanos, se hace imprescindible recordar las amenazas que sufren, como es la acumulación de basura marina en sus fondos.

Fundación Ecoalf puso en marcha en el 2015 el proyecto “Upcycling the Oceans”, al que un año más tarde se unió Ecoembes. Una iniciativa pionera en el mundo, cuyo objetivo es recuperar los residuos que nunca debieron acabar en el mar y darles una segunda vida mediante el reciclaje y la economía circular. En concreto, parte de la basura marina es transformada en polímero, hilo y tejidos de primera calidad para fabricar productos de moda.

En 2019 se recogieron un total de 151.975 kilos de residuos de los fondos marinos españoles gracias a 2.600 pescadores implicados de forma altruista en el proyecto. Ellos estuvieron al frente de los 550 barcos pesqueros de arrastre, ubicados en 40 puertos pesqueros de Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Región de Murcia.

“Es un orgullo para nosotros, los pescadores, quienes vivimos del mar, limpiar el ecosistema marino llevando a tierra la basura que recogemos en nuestras redes mientras faenamos pues, gracias a ello, ayudamos a construir un futuro mejor tanto para la pesca como para la mar ” Manuel Peña, Patrón Mayor de la Cofradía de pescadores de Castellón

Los pescadores que contribuyen a Upcycling the Oceans de manera sincera y generosa, son los auténticos héroes del mar. Cada día recogen residuos en sus redes, los transportan en sus barcos y los depositan en los contenedores de los puertos, para que podamos reciclarlos.

Fomento de la economía circular y el conocimiento

Upcycling the Oceans trabaja con un triple objetivo:

  • eliminar de los océanos los desechos que dañan los ecosistemas marinos
  • dar una segunda vida a los residuos recuperados a través de la economía circular
  • concienciar sobre el problema global que supone la basura marina.

En 2020 se va a categorizar y analizar la basura marina recogida por los arrastreros mediante la Plataforma Marnoba de la Asociación Vertidos Cero, desarrollada con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) y KAI Marine Services. Esta aplicación comenzó a utilizarse en modo piloto en algunos puertos a lo largo del 2019, con el objetivo de registrar los principales datos que caracterizan los residuos marinos recuperados, tales como fecha de recogida, nombre de la embarcación o coordenadas del lance, entre otros. Se trata, por tanto, de una actividad con vocación científica en la que se hace partícipe al pescador de arrastre, dando un paso más en su colaboración con el proyecto.

Un equipo de caracterizadores se trasladará a cada uno de los 10 puertos donde se implantará esta acción para realizar in situ el estudio de la basura recuperada a través de la App Marnoba. Posteriormente dicha información se enviará al Programa Nacional de Seguimiento de las Basuras Marinas en playas del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO).

¿Cómo se recuperan y reciclan los residuos del mar?

Los residuos que se encuentran en las redes, una vez que llegan a puerto, se depositan en los contenedores que la iniciativa les proporciona. En ese momento se realizará el análisis y categorización de la basura marina.

Desde ahí, el camino que siguen los residuos marinos es el de transporte, clasificación y reciclaje. En concreto, el plástico PET se trata para obtenerla granza que permite la elaboración del hilo con el que se fabrican las prendas textiles por parte de la empresa de moda sostenible Ecoalf. Un ejemplo perfecto de economía circular.

Desde que el proyecto iniciara su actividad en el 2015, Ecoalf ha elaborado prendas de alta calidad con las mismas propiedades técnicas y diseño que los productos no reciclados.

Related posts

¿Es el cambio climático nuestro reto mas urgente?

Redaccion

EL NATURALISTA, pertenencia y respeto por la Naturaleza

Juan Royo Abenia

Pavimento que rebaja la temperatura y el ruido

Miguel Royo Gasca