Medio Ambiente

¿Qué haces con el boli que ya no escribe?

En 2022 TerraCycle recogió y dio una segunda vida 1 millón de artículos en España que tradicionalmente se hubieran incinerado o enviado al vertedero

En sus 11 años en nuestro país ha recogido 10 millones de productos difíciles de reciclar.

Se constata la implicación de marcas, entidades, escuelas, negocios y ciudadanos en sus programas gratuitos de reciclaje.

Instrumentos de escritura como bolígrafos o subrayadores, maquinillas de afeitar, productos de cuidado e higiene dental como cepillos de dientes o trajes de neopreno son algunos de los residuos.

Reciclar lo irreciclable: una opción totalmente viable

Parte de la basura que se rechaza podría ser procesada y convertida en material útil para crear nuevos productos. La mayoría son residuos técnicamente reciclables pero requieren un tratamiento complejo y caro.

En España en 2021 solo el 36,7 % de los residuos municipales se enviaron a reciclar. En Europa, 49,6 %. España es el decimoquinto país en el ranking de reciclaje de residuos municipales, por detrás de países referentes en reciclaje como Alemania (71%) o Países Bajos (57,8%), entre otros.

TerraCycle se asocia con marcas para impulsar programas gratuitos de reciclaje de residuos difíciles de reciclar y convertirlos en nuevos productos. Estos programas requieren la colaboración de empresas, escuelas, asociaciones y entidades que se convierten en punto de entrega de residuos. De este modo los españoles siempre encuentran un punto cerca para depositar sus productos usados para ser reciclados.

TerraCycle tiene 1.400 puntos de entrega

En 2022 se recogieron en España 764.000 unidades de instrumentos de escritura para convertirlos en productos reciclados como sillas y bancos para parques, y, desde el inicio del programa, 6,2 millones. A nivel mundial en 2022 se recogieron 8,6 millones, un total de 68,4 millones desde su inicio.

Los españoles quieren reciclar más y mejor y se suman a nuestros programas siendo puntos de entrega de productos para reciclar, implicando a sus comunidades, o bien como usuarios que depositan sus productos ya usados en los contenedores.

Ana Almeida, TerraCycle

Para convertirse en punto de entrega de productos para reciclar, las escuelas, entidades o comercios deben inscribirse de forma gratuita al programa en la web de Terracycle e instalar una caja o contenedor como punto de recogida para que los ciudadanos puedan depositar sus artículos usados.

TerraCycle recompensa el compromiso e implicación de los puntos de entrega con donaciones económicas a ONG en función de los kg de residuos recogidos. Por cada envío que la escuela, entidad o comercio realice a TerraCycle para su reciclaje, recibe puntos para canjear como donaciones a la organización benéfica de su elección. Hasta ahora, se han donado 75.000 euros a 180 organizaciones benéficas.

Related posts

La vuelta a España… ¡en coche eléctrico!

Redaccion

Abengoa, líder CDP en la gestión del cambio climático

Juan Royo Abenia

Vino rico, rico y sostenible

Miguel Royo Gasca