RSC

No somos capaces de desconectar del trabajo

Existe una estrecha relación entre la felicidad y el bienestar físico y mental

Un ambiente laboral optimista que cuide la salud holística de los empleados propicia una plantilla mucho más motivada, comprometida y productiva.

Impulsar una ‘cultura de la felicidad’ en las empresas crea un entorno de trabajo en el que los trabajadores tienen más energía para afrontar los retos profesionales. Se trata de promover la conciliación, potenciar relaciones con los compañeros, cuidar de la salud integral y crear entornos colaborativos.

Lograr la plena satisfacción de los empleados

Un ambiente laboral optimista contribuye a aumentar el vínculo entre los trabajadores y la organización, reforzando los niveles de motivación, compromiso y aprendizaje. Algo que, sin duda, repercute positivamente en términos de productividad.

Según el ‘Cigna COVID-19 Global Impact’1 el 78 % de los empleados de todo el mundo reconoce no desconectar nunca del trabajo. Este estrés genera un efecto en cadena sobre todos los pilares de la vida del empleado, deteriorando su salud física y mental.

Los trabajadores están llenos de preocupaciones y responsabilidades

Las empresas deben considerar pormenorizadamente para ser capaces de proporcionar una solución a medida de los retos particulares a los que se estén enfrentando. Las organizaciones deben abordar todos esos aspectos que influyen en su bienestar y, por tanto, que afectan a sus niveles de felicidad:

  • el acceso a la atención médica de calidad
  • las relaciones familiares y sociales
  • la salud financiera
  • la vida laboral y personal
  • la propia salud física y mental.

“La felicidad tiene una estrecha relación con el bienestar físico y mental.

es imprescindible darle a la mente aspectos positivos con los que distraerse a pesar del ambiente pesimista e incierto en el que nos encontramos ahora mismo.

De esta forma, podremos mejorar la salud holística, entendida como el estado ideal de bienestar que se consigue gracias al equilibrio entre los factores físicos, emocionales, sociales, familiares, financieros o laborales

María Sánchez, e-Health Medical Manager en Cigna España

Retos del nuevo entorno laboral, cómo afrontarlos para alcanzar la felicidad organizacional

El teletrabajo y los entornos híbridos alteran la manera en la que se relacionan los trabajadores. Las claves son:

  • Buenas relaciones con otros compañeros. Hay que humanizar la tecnología para reforzar las relaciones interpersonales y las conexiones entre empleados.
  • La fusión del entorno laboral y personal desequilibra la conciliación. Solución: gestión del tiempo, conciliación y flexibilidad.
  • Entender la asistencia sanitaria y el concepto de salud desde un punto de vista integral.
  • Los líderes de las empresas tienen un papel clave a la hora de establecer, por un lado, entornos colaborativos híbridos, fundamentales para que los empleados se sientan motivados y parte del equipo, reforzando su sentimiento de pertenencia; y, por otro, proporcionar servicios de telemedicina.

Este tipo de soluciones brindan la posibilidad de acceder a un cuidado holístico de la salud del empleado esté donde esté, tanto a nivel físico como emocional, y en muchos casos, extendiendo esta atención a sus familias. Por este motivo, algo tan sencillo como ofrecer herramientas de esta clase tiene un efecto muy positivo en áreas cruciales como son el cuidado de la salud física y mental, la conciliación laboral y familiar o la mejora de la vida personal, al minimizarse las preocupaciones relacionadas con el acceso a la atención médica.

Related posts

Las zonas de socialización de las empresas el gran reto en la vuelta a los entornos de trabajo

Miguel Royo Gasca

Las empresas españolas crean valor: RSC en Iberoamérica

Juan Royo Abenia

La comisión de sostenibilidad, piedra de toque de la RSC

Miguel Royo Gasca