Medio Ambiente

El ruido destruye la salud

El 28 % de los españoles están expuestos a niveles de ruido por encima de los 65 decibelios, el máximo recomendado por la OMS

En muchas ciudades europeas, este porcentaje puede alcanzar el 50 % de la población urbana

95 millones de personas en el mundo están expuestas a niveles nocivos de ruido del tráfico rodado. En 2050 ,como consecuencia de la exposición a estos niveles de ruido de alta intensidad:

  • 3 de cada 4 habitantes de grandes ciudades sufrirá pérdida auditiva
  • 700 millones necesitarán atención otológica

En España, el ruido del tráfico, de transportes como el tren, las obras y el ocio nocturno como discotecas o conciertos son las principales causas de excesivos ruidos.

El 30,5 % de los hogares españoles sufren molestias por sonidos generados en el exterior de sus viviendas

El 47 % consideran que la ciudad o el pueblo donde residen es muy ruidoso y el 32 % que el nivel de sonido es decisivo a la hora de elegir una vivienda.

Los problemas auditivos se deben a que cada vez son más las personas que incorporan el sonido a sus actividades diarias, especialmente los más jóvenes.

España, uno de los países más ruidosos del mundo

9 de cada 10 españoles no se protege contra el ruido

“Si no podemos evitar la exposición prolongada del ruido en la calle, debemos tomar precauciones para proteger nuestros oídos y prevenir problemas de salud, así como utilizar protectores auditivos para dormir, moderar el tono de voz, utilizar un volumen adecuado cuando escuchamos música o vemos la televisión, entre otras medidas”

Juan Royo, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza

Ruido y salud

El ruido provoca trastornos profundos del sueño, problemas en el sistema cardiocirculatorio, reducción del rendimiento, estrés e incluso un incremento de los ingresos hospitalarios urgentes por ansiedad y depresión. En definitiva la contaminación acústica afecta al estado de ánimo.

Al año hay 1.000 muertes prematuras y 4.000 hospitalizaciones derivadas y 2 millones de personas tienen dificultades para conciliar el sueño. Sobre todo ancianos, embarazadas, personas con recursos económicos escasos y personas con enfermedades prexistentes, además de los más jóvenes.

Related posts

ABB, un ejemplo en movilidad eléctrica marítima

Marta Gasca Gómez

¿Crees que el petróleo contamina? Pues tienes razón ¿Y la moda? Pues también. Y mucho

Miguel Royo Gasca

Camino del Reciclaje o como hacer una Ruta Jacobea más respetuosa con el medio ambiente

Miguel Royo Gasca