Emprendedores

¿Cuales son los retos medioambientales más acuciantes?

Los jóvenes líderes españoles responden

El reto del coworking es mejorar la gestión ambiental de los espacios de trabajo compartido para generar una menor huella de carbono, y la definición de un protocolo de sostenibilidad que aplique a todos los proveedores, desde el catering hasta la decoración, el mobiliario o los materiales. Y que todas las empresas se comprometan y se alineen con este esfuerzo común.

Nuestro compromiso con la reducción de la huella de carbono es firme. En 2021 hemos medido y compensado la huella de carbono generada por toda nuestra actividad, renovando la certificación Cero CO2 de compensación de emisiones otorgado por Ecodes. Durante el pasado año redujimos un 62 % las toneladas de CO2 generadas a través de nuestros seis espacios de coworking en la capital, donde toda la energía consumida procede de fuentes renovables, lo que permite que las empresas que se instalan ellos reduzcan sus propias emisiones.

IMPACT HUB MADRID. María Calvo

Notamos que cada vez la gente está más concienciada y que el consumo sostenible y la economía circular marcan la tendencia del mercado. Las empresas tienen que jugar un papel aún más importante en la lucha contra el cambio climático. Tenemos que apostar por la innovación, por envases sostenibles, fabricados con materiales reciclados, dándoles una segunda vida y aportándoles un valor extra.

En AUARA creemos firmemente en la sostenibilidad. Por eso, cuando lanzamos nuestra empresa social dedicamos meses a investigar la opción más sostenible para nuestras botellas, y fuimos la primera empresa europea de bebidas que fabricaba todas sus botellas con plástico rPET 100 % reciclado.

De este modo, damos una segunda vida al que ya existe en el planeta, y que tarda unos 150 años en degradarse. En estos años hemos reciclado 417.000 Kg de plástico, lo que ha supuesto el ahorro de 531.000 Kg de CO2 emitido a la atmósfera.

AUARA. Antonio Espinosa de los Monteros

Los principales retos de la industria alimentaria pasan por conseguir una cadena de suministro de materias primas en la que se reduzca la distancia que los productos deben recorrer desde su producción hasta el consumidor, y un packaging perfecto que alargue la vida útil de los alimentos, sostenible pero económico, para que las empresas podamos acceder a él sin perder rentabilidad.

Nuestra actividad genera un impacto positivo en el planeta. Nos proponemos reducir un 10 % nuestra huella de carbono en 2022. Además, nuestras hamburguesas ya son neutras en carbono: compensamos todas las emisiones derivadas de su producción a través de un programa de acciones llevadas a cabo con Climate Partner. Esto supone compensar 1.496 toneladas de CO2 al año. También hemos desarrollado envases biodegradables, aunque aún queda mucho por mejorar.

FUTURE FARM. Pedro Zuim

Related posts

Sartu, finalista en la 6ª edición del Premio Triodos Bank

Miguel Royo Gasca

AUARA se reinventa

Redaccion

Marta Frenna “GreyHounders democratiza las gafas de vista”

Marta Gasca Gómez