RSC

¿Cómo recuperar el espacio urbano para nuestros mayores?

¿Qué pasó con la tradición de disfrutar de espacios libres en la ciudad, donde personas de todas las edades se relacionen y compartan momentos de calidad?

Hay que volver a sacar las sillas a la calle para descansar, socializar, hablar con los vecinos, etc. eso sí respetando el descanso y sin gritar no hacer ruidos que molesten

Valencia Capital Mundial del Diseño fue el escenario de Next Gen: Séniors de IKEA, Madrid Design Festival, Barcelona Design Week y el festival de diseño valenciano.

Un grupo de ciudadanos, estudiantes de diseño y profesionales buscan rediseñar la ciudad del futuro, y aportar soluciones tangibles para mejorar la calidad de vida de la sociedad más longeva de la historia.

FRËSKA recupera para los mayores la tradición de disfrutar de espacios libres en la ciudad y donde personas de todas las edades se relacionen y compartan momentos de calidad y que les permitan afrontar retos como la soledad.

FRËSKA: salir a la calle, coger la silla y conversar “a la fresca” son: Irene Badía, Mina Barchiartus, Martí Cabanas, Anna Fornt y Danny Saltaren

Faltan sombras en las ciudades, hay poco mobiliario urbano y el que existía, anclado al suelo. Los mayores necesitan recuperar espacios para conversar pero también sentirse seguras.

La silla es apoyo para descansar, socializar, hablar con los vecinos, etc. Una tradición tan propia de nuestra cultura como es la de coger una silla y salir a las calles para charlar, habitual hace décadas también en las grandes ciudades y que se ha perdido.

Cada persona tiene una tarjeta que desbloquea la silla, concretamente el modelo SUNDSÖ de IKEA para crear su espacio, disfrutar de su tiempo y de su ciudad. ​

La instalación, además de las sillas, también incluye una pantalla interactiva con: información de interés por entender el funcionamiento de FRËSKA; información sobre dónde encontrar otros FRËSKA cerca; consejos de salud; actividades que fomenten una estimulación cognitiva de los usuarios; actividades relacionadas con hábitos alimenticios saludables; actividades del barrio, así como otras acciones culturales y/o formativas. Además, el diseño del prototipo se puede encontrar en la web de IKEA en código libre para que se pueda implementar en las ciudades.

Entre sus funcionalidades destaca un sistema para regular el tiempo de uso por parte sus usuarios, y una pantalla display que informa sobre los momentos del día en los que da la sombra en ese punto de la ciudad. FRËSKA promueve hábitos de vida saludable entre las personas mayores al ofrecer actividades físicas, motrices o de estimulación cognitiva, y facilita información sobre actividades culturales. La solución estuvo expuesta en calidad de prototipo hasta el 6 de noviembre en la calle Cirilo Amorós esquina con la calle Hernán Cortés, la capital valenciana.

Foto de Mike B

Related posts

Carla Berrocal y otras artistas, con “Make a difference” de Skunkfunk

Redaccion

Trazabilidad en la Industria Conectada 4.0: el caso de Grupo Siro

Redaccion

Nueva edición de la Semana de la RSE en Barcelona y Madrid

Redaccion