Discapacidad

¿Cómo enseñar a profesores, psicólogos, terapeutas y otros profesionales a usar LEGO con fines terapéuticos?

Todos los niños deben tener las mismas oportunidades para desarrollar habilidades, como las de comunicación social

La Fundación LEGO y Play Included reconocen y valoran los talentos únicos que tienen los niños con autismo. Juntos quiere abordar el concepto de aprendizaje Brick-by-Brick a través del juego, del cual podrán beneficiarse niños y jóvenes de entre 5 y 18 años.

En el Brick Club los niños trabajan todos juntos para construir modelos de LEGO específicos o diseñan y construyen sus propias creaciones en grupos reducidos. Se turnan para adquirir diferentes papeles en el proceso de construcción hasta que esté completo.

  • Por ejemplo, en los grupos de tres se dividirán en:
    • un Ingeniero que da las instrucciones
    • un proveedor que busca los bricks que se necesitan en cada momento
    • un constructor que junta las piezas.

Como los niños con autismo pueden necesitar un apoyo adicional, el programa ayuda a que las interacciones sean más significativas a través de roles, reglas y actividades. Al construir y jugar juntos, los niños colaboran, se comunican, negocian y resuelven problemas, desarrollando amistades y creando un espacio social en un ambiente seguro y divertido, guiados por adultos que han recibido una formación integral para el aprendizaje lúdico.

“Hay muchas razones por las que los niños pueden tener dificultades con sus relaciones sociales.

Queremos ayudar a más niños neurodivergentes de todo el mundo a hacer amigos y tener un sentido de pertenencia y conexión.

entre nuestros planes, un programa Brick-by-Brick renovado para crear una comunidad práctica de nuevas herramientas para realizar un seguimiento del progreso del niño.

Al compartir buenas prácticas, invertir en investigación y ofrecer recursos y capacitación de alta calidad, esperamos ayudar a tantos jóvenes como sea posible con este programa divertido, atractivo y efectivo”

Dra. Gina Gómez de la Cuesta, Fundadora y directora de Play Included

Más contenido y aprendizaje lúdico

Se investigará cómo este concepto de aprendizaje a través del juego puede impactar positivamente la vida de los niños con otras condiciones, como TDAH, ansiedad o aquellos que han experimentado otras dificultades.

A menudo, los niños neurodivergentes pueden ser malinterpretados por la forma que tienen de comunicarse, pero a pesar de ello, tienen las mismas necesidades y deseos que todos los demás niños; sentirse comprendidos, aceptados y construir amistades significativas para alcanzar su máximo potencial y aspiraciones en la vida.

Los Brick Clubs les brindan una oportunidad de aprendizaje única y divertida para tener experiencias sociales positivas, conectarse con otros a través de un interés compartido, mejorar el bienestar emocional y desarrollar amistades. Las iniciativas lúdicas de apoyo social como El Brick Club también pueden ayudar a reducir cualquier resultado negativo, como el aislamiento social y los problemas de salud mental, y ayudar a construir una mayor conciencia social y aceptación del autismo.

“No se trata solo de ayudar a los niños de hoy, sino a los adultos del mañana.

El desarrollo infantil es un factor determinante en cuanto al bienestar social y emocional de una persona.

Esto, a su vez, puede afectar a la salud física y mental, así como el éxito académico y las oportunidades laborales cuando sean adultos”

LC Groux-Moreau, adulto diagnosticado autista, consultor de la Sociedad Nacional Autista del Reino Unido

Entre un 50 % y un  90 % de los adultos jóvenes con autismo están desempleados o gravemente subempleados con problemas de salud mental

En el Reino Unido, el 80 % de los adultos con autismo experimentan problemas de salud mental en algún momento de la vida, en comparación con el 25 % de la población general.

Usar el juego LEGO con niños con autismo apoya su desarrollo socioemocional. Muchos de ellos a menudo brillan por su increíble atención a los detalles y su habilidad con la construcción de LEGO. Esta terapia  fue desarrollada en 2004 por el Dr. Dan LeGoff.

“El Brick Club me ha ayudado a abrirme al hablar con la gente y a no tener miedo de hablar en voz alta en grupo.

He hecho nuevos amigos en Brick Club y, al aprender a unirme a las conversaciones, me ha resultado más fácil hablar con los niños en el colegio, ir solo de compras o subir al autobús con un amigo sin ponerme nervioso.

El Brick Club es increíble porque me hace sentir más seguro”  Ben, niño con autismo de 11 años

Si bien cada persona diagnosticada en el espectro autista tendrá su propio perfil de intereses, fortalezas y necesidades, muchos de estos niños se interesan por LEGO, tal vez porque es un juguete altamente sistemático y una de las habilidades que requiere es la atención en los detalles.

  • Todos los ladrillos encajan de la misma forma. Esta previsibilidad puede ayudar a los niños que pueden sentir una mayor ansiedad en situaciones sociales, por ejemplo, en el caso de que un niño juegue con alguien nuevo.
  • La variedad de temáticas de LEGO. Ayuda a practicar sus habilidades imaginativas de forma individual o en grupos y las instrucciones para estos juegos encajan con la forma metódica de pensar en el autismo, lo que permite que el juego sea estructurado y predecible, incluso dentro de un entorno social. Hay una infinidad de formas en las que se pueden realizar las creaciones, por lo que cada vez que se inicia una, aparece la ambición de desarrollarla y hacerla de la mejor forma posible.

“Estos métodos de enseñanza son alegres, socialmente interactivos y de participación activa que ayudan a todos los niños a desarrollar habilidades esenciales para la vida tales como resolución de problemas, creatividad, comunicación y confianza; a través de la forma más poderosa e intuitiva que conocen: jugar.

también trabaja la parte inclusiva que permite a los niños neurotípicos aprender y participar junto a sus compañeros, pues la relación es bidireccional

Michelle Ndebele, especialista en juego y salud de la Fundación LEGO

Como sociedad, todavía tenemos un largo camino por recorrer para comprender el autismo y visualizarlo de una manera más positiva. Los niños con autismo a menudo tienen una forma de socializar y comunicar, sea verbal o no verbal, naturalmente diferente.

 

Related posts

El empleo de inclusión, imprescindible para la salud social

Redaccion

Mariano Ramos Ruíz, VIII Premio Pintura CERMI- Aragón discapacidad intelectual

Juan Royo Abenia

NO a la integración de las pensiones no contributivas de la Seguridad Social en el sistema del ingreso mínimo vital (IMV)

Marta Gasca Gómez