ISR

¿Para cuando una etiqueta para destacar los productos financieros sostenibles?

La regulación en materia de sostenibilidad, tanto europea como nacional acelera la rendición de cuentas en cuestiones ASG y las finanzas sostenibles

Según Pacto Mundial de Naciones Unidas en España y Spainsif hay un cambio de paradigma de la gestión empresarial hacia criterios en los que priman más que nunca

  • la gestión responsable
  • el impacto de las compañías en la sociedad
  • la inversión responsable.

Marco normativo

  • Reglamento (UE) 2019/2088 del Parlamento Europeo
  • Consejo de 27 de noviembre de 2019 sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros, en vigor desde el 10 de marzo de 2021.
  • Taxonomía verde que identifica las actividades consideradas como ambientalmente sostenibles.
  • Posible desarrollo de la taxonomía social que la Comisión Europea empezará a abordar a finales de 2021.
  • Próxima renovación de la Directiva de gobierno corporativo.
  • Sello Ecolabel, en el que también se está trabajando desde el Centro de Investigación de la Comisión.

“Las 2 palancas adicionales para que las finanzas sostenibles continúen creciendo exponencialmente son  impulsar un papel protagonista y transformador del conjunto del sector empresarial, e invertir de forma adecuada los fondos para la recuperación que están llegando desde Europa. Estas dos palancas pueden además ir de la mano”

Clara Arpa, presidenta de el Pacto Mundial de Naciones Unidas en España

Los ODS tienen la capacidad de involucrar a las empresas, a los gobiernos y a la sociedad. 2030 es un primer hito en el camino hacia un objetivo climático de más largo plazo: conseguir que la UE sea neutra en carbono en 2050, para lo que será imprescindible la financiación privada.

El regulador europeo está desarrollando herramientas, marcos y sistemas para que el sector financiero pueda incorporar la sostenibilidad a su actividad, junto con las expectativas de mercado; y busca establecer criterios basados en ciencia, robustos y fiables para identificar cómo las actividades pueden hacer una contribución sustancial a los objetivos de sostenibilidad.

  • La próxima publicación de la actualización de la NFRD será fundamental para el éxito de la agenda europea de finanzas sostenibles.

La regulación ha impulsado en las empresas cotizadas la información en materia de sostenibilidad, que ahonda en la transparencia y rendición de cuentas.

  • La la Ley 11/2018 se ampliará a las empresas con más de 250 empleados. Las exigencias en sostenibilidad mejoran el compromiso de las empresas con los grupos de interés y el entorno.
  • El Reglamento (UE) 2019/2088, sobre divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros (SFDR) ha supuesto un cambio sustancial en el mundo de la inversión sostenible al que todavía se están adaptando las entidades bancarias, intermediarios (gestoras de activos, fondos de pensiones de empleo, entidades aseguradoras y proveedores de productos) y asesores financieros, pero que sin duda supone un punto de inflexión en la gestión de riesgos y promoción de los productos bajo el paraguas de las finanzas sostenibles.
  • El posible desarrollo de una Taxonomía social ligada a la Taxonomía verde de la Comisión Europea, y el Ecolabel, etiqueta que servirá para destacar los productos financieros sostenibles, ayudaría a que las finanzas sostenibles sigan ganando peso y repercutiendo positivamente en los mercados de capitales y las prácticas empresariales.

Related posts

Invertir en electromovilidad, conectividad y conducción autónoma y sostenible

Redaccion

España se volcará en atraer al inversor minorista a la RSC

Juan Royo Abenia

Global Policy y Banca March, nuevas pautas sobre buen gobierno en el sector bancario

Redaccion