Entrevista

«Los modelos de economía social que aplican la circularidad son rentables»

Carmen Aja es directora de AERESS y licenciada en derecho y ciencias políticas. Cuenta con una amplia experiencia en resolución de conflictos, estudios de género y derecho colaborativo.

Los modelos de economía social que aplican la circularidad son rentables, máxime con la responsabilidad ampliada del productor (RAP)

Carmen Aja es directora de AERESS y licenciada en derecho y ciencias políticas. Cuenta con una amplia experiencia en resolución de conflictos, estudios de género y derecho colaborativo.
  • ¿Qué es AERESS?

Una plataforma que representa a 37 entidades especializadas españolas en la inserción socio laboral de colectivos vulnerables y la gestión de residuos. Desde 2010 somos Entidad de Utilidad Pública por el Ministerio del Interior y pioneras en economía circular a través de la gestión de residuos y en inserción socio laboral.

  • ¿Qué es la economía social y circular?

La economía social y solidaria es un modelo en el que prima el fin social sobre el beneficio económico, es decir, se da un propósito social, no un mero ánimo de lucro. Así, los resultados son siempre reinvertidos en ese fin social.

Por su parte, la economía circular hace referencia a un modelo de producción y consumo que se orienta hacia la ampliación al máximo del ciclo de vida de los productos que consumimos, logrando la efectiva reducción de los residuos y, de ser posible, aportando un valor añadido.

La economía lineal, compra, usa y tira. El paradigma que proponemos es usar, reusar, reacondicionar, etc.

Nuestras entidades llevan 30 años aplicando sus valores mediante la recuperación de residuos y primando la reutilización. Además, fomentan la inserción sociolaboral de colectivos vulnerables.

  • ¿Cuál es la aportación de la economía social y circular a la economía española?

Los modelos de economía social que aplican la circularidad son rentables y logran:

  1. sociedad más justa permitiendo la inserción laboral de personas en situación vulnerable y
  2. entorno medioambiental más sano, al reducir el uso de materias primas y la generación de residuos.

En España, el sector de la economía social facilita el empleo de 2 millones de personas y es clave para lograr la transición ecológica y social con la que nuestro país está comprometido.

  • ¿Qué papel juega dentro de la estrategia europea de evolucionar hacia una Europa más verde y social?

Europa lleva tiempo avanzando en materia legislativa para derivar los actuales modelos de producción y consumo hacia un ámbito en que primen la justicia social y el cuidado del medio ambiente. En el caso de la economía social, 3 millones de empresas y entidades se enmarcan en este modelo económico y facilitan empleo a 13 millones de personas.

Conscientes de la importancia de este modelo, la Unión Europea aprobó una recomendación el pasado octubre, a instancias de la Presidencia española del Consejo

Quiere diseñar políticas laborales y de empleo que apoyen a las entidades de la economía social dado su importante papel en la inclusión laboral de colectivos vulnerables, y su aportación a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

  • ¿Cuáles son los retos y oportunidades de desarrollo de la economía social?

Estamos en un momento muy ilusionante. La legislación nacional y comunitaria están apostando por la economía social.

El devenir social y ambiental nos ha enseñado que ya no se tratan de vías alternativas, sino de la única vía para dar respuesta a los retos que tenemos encima de la mesa.
Grandes problemas estructurales como el cambio climático, la precariedad y la pobreza no se resolverán con las soluciones tradicionales capitalistas.

Nuestro reto es no morir de éxito y que todas las entidades, de diferentes tamaños y territorios, puedan responder a las nuevas demandas.

  • ¿Podría poner algún ejemplo de mejores prácticas en España?

Desde 2015, BSH dona los electrodomésticos que recoge en domicilios de sus clientes, ya en desuso. Nuestras entidades los preparan para su reutilización, y su posterior venta como electrodomésticos de segunda mano. Así, contamos con con material para poder preparar y vender, creando nuevas oportunidades de empleo y un mercado de segunda mano asequible y de calidad.

Esta alianza fue reconocida en el

  1. Primer Catálogo de Buenas Prácticas de Economía Circular elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.
  2. Premio Activistas por el Futuro, en su categoría de Transición Ecológica Justa, otorgado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.
  • En abril de 2022, entró en vigor la Ley de Residuos ¿Qué supone esta norma para las entidades que promueven la economía social?

Es un cambio de paradigma en la gestión de residuos. En textil que es tan contaminante se dan grandes hitos: se entiende que el textil es un residuo y, por ende, los ayuntamientos deben realizar una recogida selectiva del mismo; y se establece la responsabilidad ampliada del productor (RAP).

Además, establece una reserva de mercado en los contratos públicos de recogida, transporte y tratamiento de residuos textiles y de muebles y enseres. Al menos el 50 % del importe de adjudicación deberá ser objeto de contratación reservada a Empresas de Inserción y CEE de iniciativa social autorizados para el tratamiento de residuos.

Related posts

Salvador macías, presidente de Asociación Deporte Solidario

Juan Royo Abenia

¿Te ha dejado plantado tu jefe o tu candidato? Sufres ghosting laboral

Juan Royo Abenia

José Luis Orós, CEO de Pensumo

Juan Royo Abenia