Medio Ambiente

Los sistemas de recogida de agua de lluvia contra la escasez de agua potable

Según AUARA, la instalación de estas infraestructuras en territorios como el África Subsahariana es una alternativa viable que costaría menos de la mitad del gasto global en la campaña Black Friday del año pasado

El calentamiento global ha provocado la alteración del ciclo del agua, lo que se traduce en menos lluvias y más torrenciales, dando lugar a una combinación de sequías y campos arrasados que, en los países en vías de desarrollo, aumenta las dificultades de vida de la población. Ante esta realidad, además de frenar el cambio climático, se hace necesario buscar soluciones reales al problema actual de la falta de agua potable, que afecta a más de 700 millones de personas en todo el mundo. Para AUARA, parte de esa solución está en la instalación de canalizaciones y tanques de almacenamiento de agua de lluvia.

“Parece que poco a poco vamos comprendiendo la urgencia de frenar el cambio climático, y no faltan medidas para reducir las emisiones de CO2, apostar por las energías renovables o impulsar la economía circular. Eso son soluciones de cara al futuro, pero ¿qué se está haciendo en el presente para hacer frente al problema de la escasez de agua provocada por el cambio climático? La realidad es que los países más pobres, los que menos gases de efecto invernadero emiten, son los que más están sufriendo su impacto, y existen soluciones que se pueden desarrollar para tratar de facilitar su acceso al agua potable” Antonio Espinosa de los Monteros, CEO y cofundador de AUARA

A través de canalizaciones y tanques de recogida de lluvia, se podría garantizar este recurso a una gran parte de la población del África Subsahariana por un coste inferior a la mitad de lo que la población mundial se gastó en la campaña del Black Friday el pasado año.

Precipitaciones + Inversión = Agua para todos

Si bien en cuanto al nivel de precipitaciones este territorio no se puede tratar como un todo homogéneo (existen grandes diferencias entre sus diferentes regiones), hay países africanos que cuentan con lluvias abundantes. Las regiones del oeste y el centro de Europa y las del África Subsahariana reciben el mismo promedio de precipitaciones: unos 800.000 litros/Km2 al año.

Solo el 39% del agua de lluvia se destina a consumo humano (el resto se evapora a través de bosques, zonas naturales y cultivos), por lo que esta parte del continente africano contaría con 312.000 litros/Km2 al año de agua de lluvia disponible. Teniendo en cuenta que su densidad de población es de 32 habitantes/Km2, y que la cantidad de agua diaria que necesita una persona se calcula en 5 litros, harían falta tan solo 58.400 litros/Km2 al año para abastecer a esas 32 personas. Por tanto, habría agua suficiente para ellas si se instalaran seis tanques de 10.000 litros en cada Km2, con sus correspondientes canalizaciones, para recoger esa cantidad de lluvia y garantizarles el acceso a agua potable.

“Parte de los proyectos sociales de AUARA consiste en la instalación de estas infraestructuras en países en vías de desarrollo, por lo que sabemos que el coste medio de instalar un tanque de 10.000 litros con sus canalizaciones ronda los 1.800 euros. Es decir, por cada Km2 habría que invertir 10.800 € para instalar esos seis tanques, y cerca de 265.000 millones de euros para abastecer a todo el territorio del África Subsahariana. Puede parecer mucho, pero si pensamos que el pasado año, solo en la campaña del Black Friday, el gasto a nivel global ascendió a 606.000 millones de euros, puede que estemos enfocando mal las prioridades de la humanidad” Antonio Espinosa de los Monteros

Related posts

ROCKWOOL consigue evitar la emisión de 200 millones de toneladas de CO2 en 2018

Marta Gasca Gómez

35 millones del BEI para Endesa para instalar 8500 puntos de recarga para vehículos eléctricos

Miguel Royo Gasca

Cepillos de dientes de bioplástico o plástico reciclado procedente de los océanos

Redaccion