ISR

Los bancos encaran los test de estrés climáticos

La Supervisión Bancaria del BCE pone en marcha la prueba de resistencia sobre riesgo climático de 2022

  • La prueba de resistencia será un ejercicio de aprendizaje para evaluar el grado de preparación de las entidades de crédito para afrontar el riesgo climático
  • Los resultados agregados se publicarán en julio de 2022
  • El ejercicio no tendrá un impacto directo en el capital de las entidades

El BCE da el pistoletazo de salida de  la prueba de resistencia supervisora sobre riesgo climático. Se evaluará si los bancos están preparados para afrontar perturbaciones financieras y económicas derivadas del cambio climático. ¿Cuándo? En la primera mitad de 2022.

Es un ejercicio de aprendizaje para bancos y supervisores para identificar vulnerabilidades, buenas prácticas y los retos en la gestión del riesgo climático. El ejercicio no se aprueba ni se suspende, ni tiene implicaciones directas para los niveles de capital de las entidades.

3 módulos:
  1. Cuestionario sobre las capacidades para llevar a cabo pruebas de resistencia climática
  2. Análisis comparativo para evaluar la sostenibilidad de los modelos de negocio y su exposición a empresas intensivas en emisiones
  3. Prueba de resistencia desagregada (bottom-up). Para asegurar la proporcionalidad, no se exigirá que las entidades de menor tamaño elaboren proyecciones para las pruebas de resistencia.
Características
  • Clases específicas de activos expuestas al riesgo climático (en lugar de en el balance general de las entidades).
  • Exposiciones y fuentes de ingresos más vulnerables al riesgo climático.
  • Proyecciones tradicionales de pérdidas.
  • Nuevas colecciones de datos cualitativos.

Se utilizarán escenarios macrofinancieros basados en los escenarios elaborados por la Red de Bancos Centrales y Supervisores para la Ecologización del Sistema Financiero.

  • Posibles políticas climáticas futuras.
  • Riesgos físicos (aumento de las temperaturas, sequías e inundaciones).
  • Riesgos a corto y a largo plazo derivados de la transición hacia una economía más verde.
A partir de marzo de 2022

Las entidades enviarán sus plantillas de la prueba de resistencia sobre riesgo climático al BCE para evaluación. El supervisor se pondrá en contacto con las entidades, formulará comentarios y asegurará unos resultados justos y coherentes.

Los resultados se tendrán en cuenta en el proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) desde un punto de vista cualitativo:

  • Podría afectar indirectamente a los requerimientos de Pilar 2 a través de las puntuaciones del PRES.
  • Pero no tendrá un impacto directo en el capital a través de la recomendación de Pilar 2 (P2G).

Se complementará con otros ejercicios relacionados con el clima:

  1. La prueba de resistencia climática del conjunto de la economía (septiembre de 2021).
  2. La evaluación del modo en que las entidades están adaptando sus prácticas para gestionar los riesgos climáticos y medioambientales (noviembre de 2021).
  3. La revisión temática de 2022 sobre la incorporación de los riesgos climáticos y medioambientales en las estrategias de riesgo y en la gobernanza de las entidades, así como en sus marcos y procesos de gestión de riesgos.

El BCE lleva a cabo pruebas de resistencia supervisoras anualmente de conformidad con el artículo 100 de la Directiva de Requisitos de Capital. En consecuencia, en los años en los que la Autoridad Bancaria Europea no efectúa pruebas de resistencia a escala de la UE, el BCE realiza una prueba de resistencia centrada un tema de interés específico, como el análisis de sensibilidad del riesgo de tipo de interés en la cartera de inversión (IRRBB) en 2017 o el análisis de sensibilidad del riesgo de liquidez en 2019.

Imagen: JOSÉ ANTONIO ÁVILA

Related posts

Sin rentabilidad, no hay sostenibilidad

Marta Gasca Gómez

Seminarios web de formación en línea para accionistas

Redaccion

Santander, el banco que más está cambiando el mundo

Miguel Royo Gasca