ISR

La inversión en verde, lanzada en la Bolsa (2)

Alexander Monk e Isabella Hervey-Bathurst de Schroders continúan desgranando las tendencias verdes

Tendencia 2: La demanda de tecnologías de energía limpia ha demostrado ser notablemente robusta

  • En los últimos seis meses se ha consolidado la demanda de tecnologías de energía limpia. El mercado mundial de vehículos eléctricos, los híbridos enchufables y vehículos de batería ha crecido, mientras que las ventas convencionales han disminuido. El impulso en Europa puede atribuirse a una combinación de varias cosas, entre ellas la entrega de pedidos previamente reservados, el lanzamiento de nuevos modelos y el hecho de que los fabricantes de automóviles europeos están dando prioridad a la venta de vehículos eléctricos para evitar las multas por la regulación de emisiones. Pero, incluso teniendo en cuenta estos factores, el crecimiento de la demanda subyacente ha sido increíblemente fuerte.
  • También se ha observado una demanda igualmente robusta en el mercado solar residencial de Estados Unidos. Esto es en parte un reflejo de una mejora más amplia de esta área, pero también de los beneficios económicos subyacentes que la energía solar residencial presenta ahora.

Seguimos viendo riesgos a corto plazo a medida que los efectos de la recesión se manifiestan plenamente, en particular si se eliminan los paquetes de apoyo fiscal directo y los programas de regulación temporal del empleo, y debemos ser conscientes de ello.

Tendencia 3: Las empresas han intensificado sus compromisos

Las empresas siguen intensificando sus compromisos para descarbonizar sus propias operaciones.

  • 450 empresas han adoptado ya objetivos de reducción de emisiones que han sido aprobados de forma independiente por Science-based Targets (una iniciativa de la ONU, WWF, CPD y WRI).
  • 250 empresas se han comprometido a utilizar un 100% de energía renovable en 2028 (calculado haciendo la media de las fechas objetivo de estas empresas). Si estas empresas fueran un país, serían el 21º mayor consumidor de electricidad del mundo.
  • La ambición mostrada por algunas empresas líderes es sorprendente, y tendrá un efecto catalizador en toda la cadena de suministro.
    • En julio, Apple anunció el objetivo de hacer que toda su cadena de suministro sea neutra en carbono para el 2030.
    • Microsoft ha ido aún más lejos, prometiendo convertirse en negativo de carbono para 2030 y eliminar todas sus emisiones de carbono históricas para 2050.
    • Dentro del sector consumo, Unilever anunció en junio un plan para alcanzar el cero neto en sus propias operaciones y en su cadena de suministro para 2039, y está poniendo 1.000 millones de euros para trabajar en la sustitución de los componentes basados en combustibles fósiles de sus productos con alternativas respetuosas con el clima.

Related posts

Crecen los minoristas en la Inversión Sostenible y Responsable en España

Juan Royo Abenia

Señales ESG, del Big Data a la gestión de riesgos ASG

Redaccion

Innovación social y medioambiental para obtener más rentabilidad en los mercados financieros: la experiencia de Mirova

Redaccion