La Isla de la Cartuja, ejemplo de alianza entre empresas y ciudades

#eCitySevilla de Endesa quiere revolucionar la sevillana Isla de la Cartuja, convertir su modelo de transición energética urbana en un referente de sostenibilidad en el mundo y aportar su granito de arena al cumplimiento de los ODS. El objetivo es ambicioso: suministro energético 100% renovable en 2025

¿Cómo? Gracias a un parque de generación fotovoltaica y el desarrollo de grandes plantas de almacenamiento.

A ello se le suma la rehabilitación energética de los edificios o el despliegue de puntos de recarga para el fomento de la movilidad sostenible eléctrica. Se trata de crear un sistema conectado y autónomo que comparte información vía una red eléctrica inteligente (smart grid) digital mediante una plataforma de datos en abierto.

¿Dónde? El Parque Científico y Tecnológico Cartuja y espacios anexos en el entorno de la Isla de la Cartuja. El PCT Cartuja aloja 459 empresas y entidades que ofrecen empleo directo a 17.400 trabajadores y por el que diariamente pasan 30.000 personas.

Energías renovables, generación distribuida y almacenamiento

Se quiere llegar a los 30 megavatios de instalaciones de autoconsumo y generación fotovoltaica. El recinto cuenta con 2.000 horas de sol al año por lo que la producción de energía sería suficiente para cubrir las tres cuartas partes de las necesidades de la isla (85 gigavatios hora al año) y alcanzaría el 100% una vez ejecutadas el resto de líneas de trabajo analizadas en el propio estudio, consistentes en mejorar en un 35% la eficiencia energética de los edificios, mediante auditorías energéticas.

Movilidad sostenible

Se plantea renovar 2.000 de los vehículos que diariamente circulan por el PCT Cartuja por eléctricos antes de 2025, a través de un plan de accesos prioritarios a vehículos limpios y la instalación de 200 puntos de recarga (1 por cada 10 vehículos eléctricos), con la finalidad de alcanzar un 20% de cuota total de vehículos eléctricos en 2025 y un 37% en 2030.

Se rediseñará la peatonalización, priorizando los espacios verdes y carriles para vehículos no emisores, recuperando un 80% del espacio hoy destinado a aparcamiento.

Se contará con nuevas formas de transporte público no contaminante, como lanzaderas con conducción autónoma, en el entorno de la Isla.

Infraestructura digital

Endesa ya tiene experiencia acreditada. Hace 10 años que nació Smart City Living Lab de Málaga. Las redes incorporan un mayor grado de automatización y control, basados en equipos de sensorización y tecnologías de la información, que facilitarían la incorporación de los nuevos productores de energía renovable, así como de los sistemas de almacenamiento.

Se cambiará la iluminación en la vía pública por otra de bajo consumo (LED), con ahorros de entre el 50% y el 80%, incorporando sensores que incluyen tecnologías del Internet de las cosas (IoT).

Se habilitará una plataforma para la gestión inteligente de las ciudades, con un modelo de sistema abierto de datos que permita la captura de información, su intercambio y su posterior análisis con tecnologías avanzadas.

Se podrían incluso integrar servicios como el alumbrado público, necesidades de desplazamiento, procesos logísticos, calidad del aire e incluso vehículos conectados para la gestión del tráfico.