ISR

La inversión será de impacto o no será

La inversión de impacto es una de las estrategias más significativas de la ISR, con una gran capacidad de crecimiento y con una evolución que demanda más homogenización en la medición y comparabilidad

Los estándares más utilizados en los ejercicios de medición del impacto son los ODS, los catálogos de IRIS, el marco IMP (Impact Management Project) y los PRI.

La inversión de impacto es la cuarta estrategia de inversión sostenible más presente en la gestión de activos ASG en España, por detrás de la integración ASG, el ‘engagement’ o ‘voting’ o la exclusión simple.

Los dos grandes desafíos:

  • homogeneizar los estándares de medición, transparencia y comparabilidad;
  • demostrar la viabilidad financiera de la inversión.

Las métricas de impacto se pueden incorporar como objetivo en nuevos modelos de ayuda a la toma de decisiones financieras, que permiten obtener soluciones eficientes donde el impacto toma todo el protagonismo, más allá de los tradicionales objetivos de rentabilidad riesgo.

Los algoritmos genéticos aplicados a la optimización multiobjetivo (impacto-rentabilidad-riesgo) son una herramienta de gran proyección para facilitar la selección de carteras en un contexto de inversión de impacto.

La inversión de impacto contribuye a una transición justa sin dejar a nadie atrás, a través de vehículos de inversión como el ‘blended finance’ o financiación combinada.

Fuente: Curso de Verano 2023 de Spainsif, organizado en Valencia por el Foro Español de Inversión Sostenible con el patrocinio de Pictet Asset Management y la acogida y colaboración académica de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Related posts

Redexis, un rendimiento “robusto” ESG y financiación verde barata

Miguel Royo Gasca

Los bancos encaran los test de estrés climáticos

Marta Gasca Gómez

Mediterranean Fund, viento en popa

Marta Gasca Gómez