Solidaridad

Banca March abre una cuenta para centralizar las donaciones de clientes y empleados a damnificados por la COVID-19

El dinero recaudad será destinada al proyecto, ONG o asociación que los profesionales del Grupo Banca March escogerán

Banca March, fiel a su filosofía de crecimiento conjunto, trabaja en hacer todo lo posible por mitigar los efectos del coronavirus en la salud y las finanzas de sus clientes y empleados y también de la sociedad en general. Banca March ha abierto una cuenta para centralizar las donaciones que los empleados del Grupo y los clientes quieran realizar. Esta iniciativa, que nace de una propuesta de los profesionales de la entidad, se suma a todas las acciones que, en el contexto de la actual crisis, Banca March ha puesto en marcha.

La cantidad final que se reúna será destinada a aquellos proyectos, ONG o asociaciones que los propios empleados del Grupo Banca March designarán en una votación abierta.

Datos para ingreso o transferencia:

Beneficiario: Banca March S.A. (DONACIONES COVID-19)
Cuenta: ES86 0061 0029 1617 2521 0110
Concepto: indicar DNI, nombre, apellido y dirección del donante (es imprescindible para obtener el certificado de desgravación fiscal que la ONG emitirá, en caso contrario no será posible su emisión).

Banca March ha tomado las medidas necesarias para preservar la salud de los profesionales, tanto en España como en Luxemburgo, así como de nuestros clientes, manteniendo y asegurando la continuidad del negocio.

Se ha llevado a cabo un despliegue de teletrabajo en todas las áreas, tanto en servicios centrales como en la red comercial, de forma que la práctica totalidad de los profesionales dispone de los medios necesarios para trabajar desde casa. Hemos reforzamos todas nuestras herramientas digitales y redoblado nuestros esfuerzos para seguir estando muy cerca de nuestros clientes, fortaleciendo la comunicación con ellos y ofreciéndoles total accesibilidad a nuestros gestores y expertos de mercados.

­Una de las prioridades fundamentales de Banca March es la protección del patrimonio de los clientes. Por ello, su modelo, que antepone la visión de largo plazo, se materializa en un asesoramiento prudente, desde las carteras más conservadoras hasta las más decididas, que sirve de amortiguador ante niveles de volatilidad que no se alcanzaban desde 1929.

Related posts

Un 50% de niños menores de 5 años en Guatemala sufren hambre y desnutrición crónica

Redaccion

La cooperación entre ONG, medios de comunicación, empresas y ciudadanos multiplica la ayuda en situaciones de emergencia

Redaccion

Los solidarios trabajadores de Telefónica

Redaccion