Los europeos entiende la digitalización en clave de RSC

Redaccion

El 90% de los españoles piensan que se comportan como consumidores “ecológicos”, al menos, ocasionalmente

¿Qué importancia tiene la digitalización para los ciudadanos en la lucha contra el cambio climático? Según Vodafone, para el 54% de los ciudadanos europeos, uno importante.

También son conscientes del papel de la responsabilidad social individual: cada individuo es responsable en la lucha contra el cambio climático de manera individual, sin esperar a que instituciones como los gobiernos o compañías aborden esta problemática.

La UE debería incluir, eso sí, normas estrictas con los costes para las empresas y los ciudadanos. A pesar de todo la forma preferida de la acción de la UE en materia de cambio climático es la de innovaciones tecnológicas. Sin embargo falla la comunicación, pocos han oído hablar del “Pacto Verde Europeo”, la hoja de ruta que tiene como objetivo hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro en 2050.

Sobre los hábitos de consumo respetuosos con el medioambiente los españoles admiten que se comportan como consumidores “ecológicos”, al menos, ocasionalmente. También que son responsables de tomar medidas individuales para complementar las de la Unión Europea, las empresas y los gobiernos nacionales.

Con respecto a las smartcities, los ciudadanos dudan a la hora de compartir sus datos personales con el Gobierno para el beneficio del medioambiente. Muchos solo lo harían bajo condiciones estrictas como asegurando la anonimidad o transparencia de uso de datos.

La innovación tecnológica es la forma más popular para combatir el cambio climático incluso si implica requisitos medioambientales más estrictos y mayores costes para empresas y ciudadanos.

según la Comisión Europea, todos los planes nacionales de recuperación y resiliencia deben centrarse firmemente tanto en las reformas como en las inversiones que apoyan la transición verde. Un mínimo del 37% del plan de recuperación y resiliencia de 672.500 millones de euros se destina al clima. La Comisión de la UE también ha aumentado su ambición climática, proponiendo un recorte del 60% de las emisiones para 2030.