Javier Martínez, socio director de Scalabble

Juventud y experiencia, la unión perfecta para los negocios RSC

Javier_Martinez_bnLa actual situación económica necesita un cambio de mentalidad para salir adelante. Los jóvenes no van a encontrar el trabajo que han venido desarrollando sus padres y, me atrevería a decir, sus abuelos. Es necesario una conexión entre el torrente de juventud e ilusión que les caracteriza con actitudes senior que aporten confianza a las nuevas formas de hacer negocios. Tan necesario como unir oferta y demanda, es interconectar juventud con experiencia. Ilusión con confianza. La Responsabilidad Social Corporativa aporta soluciones en este campo. Conceptos como mentoring van a ganar terreno en los negocios del siglo XXI. Una fórmula en la que todas las partes interesadas en una empresa van a salir ganando.

Desde ScalabBle desarrollamos un modelo de negocio peculiar pues está basado en la inversión mediante recursos no financieros en proyectos empresariales que se encuentran en fase temprana. Cuando los responsables de dichos proyectos contactan con ScalabBle los evaluamos y realizamos un primer ejercicio de puesta en común para definir necesidades posteriores. Una vez hecho esto aportamos todos los recursos necesarios para realizar un plan de negocio o plan de viabilidad y en este paso contamos con grandes profesionales con mucha experiencia en el mundo de los negocios. En el caso de que el proyecto nos parezca interesante establecemos las pautas para seguir con un servicio de “mentoring”. Este servicio tiene una valoración que nos permite entrar en el capital de la compañía. Aunque esta entrada suele vincularse a la consecución de unos objetivos concretos. Adicionalmente buscamos inversores y recursos financieros en los casos en los que se precisa. Todo esto se hace así, aportando primero y consiguiendo retorno posteriormente, pues se trata de un modelo donde prima el beneficio que obtienen los proyectos independientemente de la fase a la que lleguen. Nosotros obtenemos nuestra parte del beneficio sólo en casos de éxito, es decir, vinculándolos a resultados y con un horizonte de medio y largo plazo.

No obstante esta es la parte referida al modelo de negocio, pero las motivaciones que propician dicho modelo son otras distintas. Entre ellas están el poner en contacto a los jóvenes que tienen el empuje y el arrojo suficiente en estos momentos complicados con aquellas personas más mayores y con una gran experiencia que pueden aportar un valor incalculable y consideramos que nosotros, que estamos a medio camino de ambos perfiles, somos idóneos para realizar esta labor ya que contamos con muchos “recursos” a nuestra disposición. Hay quien nos define como un conector de capacidades. Y es posible pues creemos que nos dirigimos a una época de recursos muy distribuidos y atomizados donde alguien tiene que establecerse como concentrador o nexo de unión sin un modelo excesivamente intrusivo.