Medio Ambiente

Confinados pero sostenibles

¿Teletrabajo? Genial pero no hagas uso innecesario de papel. En casa instala aireadores o reductores de caudal en los grifos para no desperdiciar agua de la ducha o el baño. No abras en exceso el frigorífico. Aprovechar el calor residual de fogones y vitrocerámicas. Mejor microondas que el horno. Imagen: Ahora te toca a ti (Marta Martínez y Josema Carrasco)

Hoy 26 de marzo es el Día Mundial del Clima y el 28 de marzo, la Hora del Planeta, una iniciativa mundial, nacida en 2007, símbolo de la lucha contra el cambio climático. Se trata apagar las luces de hogares, negocios, edificios y monumentos de 20.30h a 21:30h.

Diferentes datos sobre contaminación ambiental, fotos y vídeos han demostrado el impacto que estos días de confinamiento decretado por el estado de alarma para frenar la expansión del COVID-19 están teniendo sobre nuestro entorno. Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) ha elaborado un manual de buenas prácticas y pequeños gestos en el hogar para contribuir a la sostenibilidad ambiental desde casa y, además, ahorrar en el gasto doméstico, que se verá incrementado dado el aumento de horas que pasamos en ella por culpa de la cuarentena.

¿Cómo ahorrar en cada espacio de la vivienda?

· En tu despacho o lugar habilitado para el teletrabajo: evita el uso de papel innecesario para notas, mejor optar por herramientas digitales. Imprime solo lo necesario y utiliza papel reciclado. Aunque la tendencia es usar Google como buscador en Internet, hay otros como Ecosia, un buscador que destina parte de sus beneficios a la plantación de árboles y a la mejora medioambiental y social. Y al terminar el teletrabajo, apaga el ordenador y el resto de los dispositivos, además de desconectarlos para que no sigan consumiendo energía.

· En la cocina: los electrodomésticos representan también una importante partida de gasto en el hogar. Crear buenos hábitos en la cocina para reducir su consumo es clave, sobre todo ahora que se pasa tanto tiempo en casa y se ha disparado el hábito de cocinar.

o El horno es uno de los electrodomésticos de mayor consumo, mientras que el microondas gasta entre un 60-70 % menos. Además, a la hora de cocinar en horno, es recomendable no abrirlo porque pierde unos 20 grados de temperatura y consume más para volver a calentarse.

o También es recomendable aprovechar el calor residual de la vitrocerámica y el fuego, apagándolo unos minutos antes de que la comida esté lista.

o En cuanto al frigorífico, es aconsejable mantener 5º para refrigeración y -18 para congelación. Asimismo, contar con una lista de qué comer cada día permite no abrir el frigorífico demasiadas veces y ahorrar con ese pequeño gesto.

o Lavar los platos a mano, por el consumo continuo que conlleva, supone también un 40% más de gasto.

o Plásticos: reduce el consumo de bolsas de plástico y opta por otras tipologías al ir a hacer la compra y por tuppers, cubiertos y vajilla reutilizables.

o Si pides comida para llevar, solicita que no te traigan los cubiertos de plástico y usa los cubiertos de casa.

· En el baño: el agua caliente supone el 26% del consumo en los hogares. La ducha es uno de los principales momentos que dispara el consumo doméstico, por lo que se recomienda instalar aireadores o reductores de caudal en los grifos para gastar menos agua y energía. También es recomendable olvidarse de los baños y optar por la ducha, con la que se ahorra más agua.

Otras pautas de sostenibilidad y ahorro en el conjunto de la vivienda:

· Calefacción: utilizar sólo si de verdad hace frío y no encender por defecto. La temperatura ideal del hogar está en torno a los 20 grados y por cada grado de más, el gasto se incrementa entre un 5% y un 10%. Además, por la noche, en lugar de apagarla, es mejor ponerla a unos 15º. Y muy importante, no estar en casa vestido como si fuera verano y no cubrir los radiadores. También es un buen momento para informarse de las subvenciones públicas para sustituir las calderas de carbón y gasoil por otras alternativas y pensar en una posible reforma del suelo por la opción de radiante, un sistema de mayor eficiencia, cuando pase la cuarentena.

· Contar con un buen aislamiento: al estar más tiempo en casa es importante verificar el buen estado del aislamiento de la vivienda y comprobar que realmente no afecta la temperatura exterior. Una vivienda con buenas ventanas y sistemas de aislamiento permite ahorrar hasta un 30 %.

· Aparatos eléctricos: no usar el modo espera, sustituir pantallas normales por LCD para ahorrar hasta un 37 % de energía, cargar la batería al completo y en modo avión para que sea más rápido y con un menor consumo son algunos de los trucos para ahorrar en el uso de dispositivos electrónicos, que se ha disparado notablemente durante el confinamiento.

· Lavar la ropa: es recomendable optar por ciclos cortos de lavado y agua fría o templada con cargas completas, aunque ahora como medida para luchar contra el coronavirus es recomendable lavarlo todo a más de 60º. Además, evitar el uso de la secadora y secar la ropa al aire libre supondrá también un importante ahorro y será más fácil de gestionar al estar en casa y con un tiempo primaveral.

· Luz natural: aprovechar al máximo todas las horas de sol con las cortinas y persianas abiertas para que entre la luz natural y apagar siempre la luz si no se está en una determinada estancia. También es recomendable utilizar bombillas LED de bajo consumo.

· Reciclaje: ahora que se genera más basura en el hogar es más importante si cabe hacer una buena separación de los residuos para su correcto reciclaje. Y tener siempre en mente el principio de las 3R de la Ecología: Reciclar, reducir y reutilizar.

Related posts

Piel de Atún contra el cambio climático

Redaccion

57 millones de inversión de Endesa en Cuenca

Redaccion

La Revolución de las Emociones

Marta Gasca Gómez