RSC

Aumentan las desigualdades, la desconfianza hacia la ciencia y el populismo

La globalización impulsa el crecimiento económico pero también hay consecuencias negativas

«El surgimiento de líderes populistas es uno de los principales impactos negativos de la globalización en los países en desarrollo»

Envisioning 2060: Opportunities and Risks for Emerging Markets Forum

Mientras que los beneficios globales y nacionales excedieron los costes de la globalización, la incidencia de beneficios y costes fue asimétrica. Los trabajadores de los sectores manufactureros de las economías avanzadas sufrieron importantes pérdidas económicas. Desafortunadamente, los líderes políticos no hicieron lo suficiente para compensar a los “perjudicados” y prepararlos para enfrentar mejor los efectos negativos de la globalización. Los líderes políticos se aprovecharon de esta desilusión y frustración y avivaron la desconfianza entre las personas, exacerbando la polarización en la sociedad.

Además, el aumento de la desconfianza en la ciencia como consecuencia de la polarización política de las sociedades, como un reflejo de la desconfianza hacia la clase dominante por no haber reconocido y protegido adecuadamente los intereses de muchos en la mitad inferior de la pirámide de ingresos, sentimiento que se traslada también a hacia las llamadas élites, los «liberales» y el establishment. Se extiende, por lo tanto, este escepticismo también a asuntos de relevancia científica.

Crecimiento de las desigualdades a causa de la pandemia

Ha provocado una disminución de los ingresos per cápita tanto en las economías avanzadas como en las de mercados emergentes. Desafortunadamente, las economías de bajos ingresos experimentaron mayores caídas en comparación con las economías avanzadas y las EMED en su conjunto.

El cambio climático es la amenaza más grave a la que se enfrenta toda la humanidad a medio y largo plazo. El último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado por la ONU en agosto de 2021, advirtió que el planeta está en una trayectoria de calentamiento de 1,5 °C ya para 2040. En este escenario, es probable que casi todos los seres humanos se vean afectados negativamente por fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes, como fuertes inundaciones, sequías y el derretimiento de los glaciares.

La visión con cierto optimismo de las capacidades del ingenio humano y los avances tecnológicos para plantear un futuro mejor también se reflejarán en la presentación del informe el 20 de mayo en CASA SEAT.

Related posts

Solo el liderazgo responsable es capaz de generar valor social

Miguel Royo Gasca

Los dirse alinean la RSC con el negocio

Redaccion

Nobleza obliga… también en el metaverso

Marta Gasca Gómez