El embalaje de cartón ondulado, máximo exponente de la economía circular

Uno de los retos más importantes a los que se enfrentan las compañías de todos los sectores es el de reducir la fabricación de productos hechos con materiales no biodegradables, ya que sus residuos deterioran el entorno natural, sobre todo los océanos. Por ello, cada vez es más necesario el establecimiento de una economía circular basada en la reutilización, el reciclaje y la fabricación sostenible, cuyo objetivo es alargar la vida útil de los productos para evitar la generación de más residuos y el agotamiento de los recursos naturales.

Una práctica que nos adentra en la nueva era de la sostenibilidad, impulsada por los crecientes efectos visibles de la contaminación de estos residuos y el cada vez mayor deseo de los consumidores de hacer algo más por mejorar el planeta. Por ello, la sostenibilidad es una prioridad estratégica fundamental para retailers y productores.

Pero para satisfacer esta creciente demanda del consumidor en materia de reducción de residuos y el menor uso de materiales no biodegradales, retailers y productores se enfrentan a grandes complejidades en sus cadenas de suministro. Una situación de la que somos conscientes en Smurfit Kappa, por lo que siempre hemos contribuido con nuestra experiencia como líder de la industria y nuestras innovadoras soluciones a racionalizar su producción, ayudándoles, además, a crear un planeta más sostenible.

A través de nuestra iniciativa Better Planet Packaging, que concentra nuestra fortaleza en materiales biodegradables, diseño de packaging y reciclaje, desarrollamos soluciones de packaging más sostenibles para nuestros clientes, nuestro planeta y nosotros mismos. Al estar fabricadas en cartón ondulado, desempeñan una función importante a la hora de proteger el planeta de residuos. Y es que son renovables, eficientes en costes y recursos y capaces de reducir el impacto medioambiental de cualquier sector. Sin olvidar que, al estar basado en papel, este embalaje es 100% biodegradable y puede ser reutilizado y/o reciclado para darle una segunda vida.

Por todas estas características, los consumidores prefieren los embalajes de papel. Son esenciales para minimizar el daño a los productos y extender su vida útil, al ofrecer un alto rendimiento y protección en toda la cadena de suministro sin dañar el medio ambiente, ya que el papel se biodegrada más rápido que el núcleo de una manzana y que, incluso, una hoja.

La mayor tasa de reciclaje

La tasa de reciclaje del papel es la más alta en los últimos años (Eurostat 2016). En Smurfit Kappa lo tenemos muy en cuenta, por lo que continuamente mejoramos la forma en la que diseñamos y recogemos los residuos de embalajes a través de nuestras plantas de reciclaje. De esta forma, jugamos un rol importante en la recogida de embalajes usados y reutilizamos más del 90% de este material en nuestro modelo de negocio circular. Por eso, nos comprometemos activamente con nuestros clientes y otros socios para aumentar aún más esta tasa de reciclaje. Nuestro objetivo es eliminar todos los residuos evitables de nuestro sistema de producción y limitar cualquier envío a vertederos.

Asimismo, y a medida que aumenta la demanda de embalajes de papel, también se torna esencial la gestión sostenible de los bosques. Un factor que tenemos muy en cuenta en Smurfit Kappa, ya que gestionamos nuestras propiedades forestales basándonos en tres principios de desarrollo sostenible: promover el crecimiento económico, utilizar de manera responsable los recursos naturales y promover la equidad social donde sea que se encuentren nuestras plantaciones y bosques. Por eso, hemos certificado todas nuestras plantaciones y propiedades forestales para FSC® y/o PEFC™ cuando ha sido necesario.

En definitiva, si bien ya existen muchas soluciones disponibles para mejorar en sostenibilidad, todavía quedan muchos desafíos por delante, por lo que el diseño innovador es y será fundamental para permitir la reducción de residuos en nuestro planeta. Por eso a través de Better Planet Packaging te invitamos a que colabores con nosotros, con el objetivo de inspirar ideas que alienten el cambio. Porque otro mundo, más limpio, es posible. Comencemos cuanto antes a mejorarlo.

Javier Villate, responsable de Calidad, Seguridad Alimentaria y Sostenibilidad en Smurfit Kappa España, Portugal y Marruecos