Bernardo Rabassa, presidente de honor y de relaciones exteriores del Club Liberal Español y presidente de la Fundación Instituto Europeo para la Comunicación Social

Responsabilidad Social de las Entidades Públicas

Bernardo RabassaSi partimos del principio de que “Con menos Estado viviríamos mejor” ya se pueden imaginar lo que pienso de la entidades y corporaciones públicas, que deberían ser sustitutivas de la Sociedad Civil, solo en aquello donde no alcance la actividad del ciudadano libre y particular, esencialmente pues serían:

.- La redistribución de la Renta a través de impuestos.
.- La complementación paulatina de las Leyes a través de su adaptación a lo largo del tiempo.
.- La adopción de nuevas leyes ante los diferentes problemas sociales que van surgiendo.
.- La Gestión de las Comunidades naturales, ciudades pueblos, regiones, Nación dando entrada a los partidos políticos en la forma más cercana a su residencia habitual.
.- La ordenación del Territorio y del Trafico de vehículos y mercancías.
.- La Defensa y Policía.
.- La representación exterior de la Nación.
.- Las Obras públicas.
.- La Investigación científica de base.
… y poco más

Nada que ver con el gigantismo del Estado Español que se ocupa de la Sanidad, los servicios sociales, las Comunicaciones, los sindicatos, el paro, los subvencionados partidos políticos, la Banca, la Educación y cien mil cosas más en las que solo debería entrar de soslayo. Es más, la responsabilidad y la contratación de sus empleados funcionarios, debería regirse por las mismas leyes que el sector privado, menos oposiciones y más curriculum y autogobierno de Universidades, Centros de formación y entes públicos inútiles y que solo sirven para colocar a paniaguados.

En los últimos 15 años han crecido en más de un millón y medio los 2 que había de funcionarios y de hecho de los 17 millones de personas que hay ocupadas en España, solo 6 están realmente produciendo para el pago de la Balanza Exterior, el resto son todo servicios que mejoran, aunque lo dudo, la calidad de vida. Como ello es así y el derroche ha sido la tónica en estos momentos debemos como nación 4 veces el PIB, lo que resulta impagable y por más que nos apretemos el cinturón, nunca llegaremos a pagarlo, resultado se sigue haciendo más deuda que va tapando agujeros y agrandando el abismo.

El martes 21 asistí a la Presentación en FAES del Índice de Libertad Económica, coloquiando después con Pedro Schwartz, Francisco Cabrillo y Joaquin Trigo. Estos ven “muy difícil “que España pueda evitar una subida del IVA y nos encontramos (datos de 2011) que España ocupa el puesto 36 en el Índice de Libertad Económica de Heritage Foundation, cinco posiciones por debajo que en 2011.Es decir, que andamos fatal. El índice de Heritage Foundation mide la libertad económica de 184 países en función de diez variables. En esta edición, España se encuentra la posición número 36 (cinco menos que en 2011), con una puntuación media de 69,1, lo que sitúa al país en el grupo de “moderadamente libres”.

Cabrillo ha destacado que España está en el puesto número 162 sobre 184 en el apartado de presión fiscal, “que se verá acrecentada en próximos informes por las subidas de impuestos que ha introducido el Gobierno y las que quedan, como la del IVA”. En este sentido, el presidente del Instituto de Estudios Económicos, Joaquín Trigo, ha explicado que los dos indicadores que hacen que España sea el país número 17 de los 43 europeos analizados “son el gasto público y la libertad laboral”. Para el economista, el gasto público español “está muy mal orientado. El sector público es eficaz, pero no eficiente, hay mucho gasto superfluo”. Según Trigo, el país tiene un “exceso” de instituciones públicas y gasta mucho dinero en innovación e investigación “y apenas tiene patentes”. “España gasta mucho dinero en cosas que no van a ninguna parte, por lo que hay mucho por hacer en este campo para mejorar”. Trigo ha destacado que la tasa de paro española “solo está por debajo de la de Suráfrica y es algo que hay que mejorar”.

El ranking de los diez primeros lo completan Nueva Zelanda (82,1), Suiza (81,1), Canadá (79,9), Chile (78,3), Mauricio (77), Irlanda (76,9) y Estados Unidos (76,3). Heritage Foundation resalta que la libertad económica “significa prosperidad, pues el PIB ‘per capita’ es mucho más alto en los países en los que es mayor”. Además, el estudio expone que hay una “estrecha” correlación entre una libertad económica“más elevada” y la “eliminación eficaz de la pobreza”, y también la relacionan con la actividad empresarial, “pues nuevos genera empleos y aumenta las oportunidades y opciones que tienen las personas para mejorar su bienestar”.

¿Qué se puede hacer?

1.- Ningún responsable de gestión si derrocha se puede ir de rositas, tiene que someterse a las leyes de quiebra como un particular e ir a la cárcel si es culpable o pagar de su bolsillo.

2.- Habría que reducir de los 8.000 Ayuntamientos a unos 700, como en U.K o en Alemania, cerrar las Autonomías y sus Parlamentos, Diputaciones etc. Reducir un millón de funcionarios y que se rijan por las mismas leyes laborales que los privados que por cierto hay que liberalizar.

3.- Privatizar en lo posible Sanidad y Educación, dejando solo cuerpos de control y de referencia.

4.- Eliminar subvenciones a Partidos, Sindicatos, y otras mangancias.

Es decir justo lo contrario de los que se está haciendo, Nadie quiere ser consciente de que somos más pobres y tenemos que cambiar de paradigma o los BRIC (Brasil, India, China y Rusia ) nos comerán vivos.