Bezoya presenta su compromiso sostenible con el lanzamiento de botellas 100% plástico reciclado

0

El “Compromiso Bezoya” integra todas sus iniciativas para cuidar el medioambiente

La enseña de Pascual ha dado a conocer sus nuevas botellas de 330 y 500 ml elaboradas en su totalidad de plástico reciclado (rPET). Además, este año 2020, sus garrafas de 5 litros serán 100% de rPET y las botellas de 1,5 litros, un 50%. En 2022 se compromete a que todas sus botellas sean 100% de este material reciclado.

La marca devolverá al ciclo 187 millones de botellas del tamaño de 1,5 litros en 2020, dejando de utilizar 4.600 toneladas de plástico.

Pascual presenta su “Compromiso Bezoya”, donde integra todas sus iniciativas, a lo largo de su cadena de valor, para cuidar el medioambiente y favorecer la Economía Circular. Este compromiso responde al propósito de la compañía ‘Dar lo mejor para el futuro de la alimentación’ que sitúa la sostenibilidad integral como pilar estratégico de su negocio responsable. Una actitud de superación, de insatisfacción permanente y de mejora continua desde sus orígenes.

El “Compromiso Bezoya”, sustentado en 5 pilares: origen, envasado sostenible y residuo 0, producto, movilidad sostenible y reciclaje; posiciona a la marca como abanderada de una sostenibilidad total en toda la cadena de valor.

“El cuidado del medioambiente forma parte del ADN de la compañía desde sus orígenes hace más de 50 años. El ‘Compromiso Bezoya’ refleja nuestro empeño por no reutilizar más recursos sino utilizar los que ya tenemos y consolidarnos como la marca de agua líder del mercado” Javier Ribera, director general de Bebidas y Distribución de Pascual.

Los 5 Compromisos Bezoya:

  • Origen: Bezoya preserva la biodiversidad del entorno de su manantial situado en la Sierra de Guadarrama a través de Red Natura 2000, principal instrumento europeo encargado de la conservación. Asimismo, su agua nace de acuíferos subterráneos. Por tanto, no realizan ninguna acción de extracción mecánica y llega a los hogares pura, sin tener contacto con el exterior.
  • Envasado sostenible y residuo 0: La enseña apuesta por la construcción sostenible de sus plantas, el uso de energía de origen renovable y trabaja para dar una segunda vida a sus residuos, a la vez que fomenta la economía local.

Su planta de Ortigosa del Monte cuenta con la certificación LEED Plata de garantía de sostenibilidad, otorgado por el Consejo de la Construcción Verde de EEUU, que valora aspectos relacionados con la eficiencia energética, el uso de energías alternativas, la mejora de la calidad ambiental interior, la eficiencia del consumo de agua, el desarrollo sostenible y la selección de materiales.

Además, el 100% de la energía eléctrica utilizada en sus plantas proviene de fuentes de origen renovable y tienen residuo cero a vertedero, es decir, el 100% de los residuos que se generan en sus plantas tienen una segunda vida.

  • Producto: envase sostenible y con menos impacto. Por ello, lanzan al mercado botellas de 330 y 500 ml hechas 100% con plástico reciclado.

Bezoya lleva utilizando plástico reciclado desde 2017 y ya ha reutilizado 2.437 toneladas, el equivalente a 100 millones de botellas de 1,5 litros. Desde 2014 también ha eliminado un 10% de plástico de sus envases, ahorrando 5.800 toneladas de este material; es decir, 237 millones de botellas de 1,5 litros. Al final su objetivo es no utilizar más botellas de plástico, sino reutilizar las que ya existen.

“Nuestro departamento de I+D+i trabaja, a diario, en la búsqueda proactiva de materiales alternativos y sostenibles para ser la punta de lanza del sector. Porque debemos trabajar el hoy y traer la innovación del mañana” Javier Ribera.

  • Movilidad sostenible: Sus vehículos comerciales son híbridos enchufables y 100% eléctricos y emiten la mitad de CO2 y 10 veces menos óxidos de nitrógeno y partículas que un vehículo promedio en España. La renovación de su logística de larga distancia ha supuesto una reducción del 12% en las emisiones de Partículas y Óxidos de Nitrógeno. Su objetivo a corto plazo es que el 70% de las mercancías se muevan en camiones sostenibles.
  • Reciclaje: objetivo conseguir infinitas vidas de nuestras botellas. Sus botellas son 100% reciclables en el contenedor amarillo. Y, gracias al reciclaje, el pasado año reutilizaron 84 millones de botellas 1,5 litros, es decir, 2.065 toneladas de plástico. En 2020, su objetivo es devolver al ciclo 187 millones de botellas de 1,5 litros, es decir, dejar de utilizar 4.600 toneladas de plástico. En 2022 todo el plástico utilizado en sus botellas será reciclado.
    El reciclaje de envases es importante en la lucha contra la contaminación y el calentamiento global. Una botella de plástico puede tardar tan solo 60 días en convertirse en una botella nueva (y así infinitas veces); frente a los años que tardaría en biodegradarse. Se pueden hacer botellas hechas de otras botellas múltiples veces, siempre que sean transparentes y no de colores.

En la actualidad, la marca colabora con Ecoembes en el proceso de recogida selectiva y recuperación de residuos de envases. Gracias a esta colaboración, y al reciclaje de sus productos, ahorran 21.030 toneladas de CO2.

Cada paso cuenta en el reto de la sostenibilidad y, con este Compromiso, Bezoya da lo mejor asegurando una gestión responsable en toda su cadena de valor, cuidando el medioambiente y favoreciendo la Economía Circular.

Share.

Comments are closed.