9.477 mileniales españoles con discapacidad a la caza de empleo

0

Según el 2º Informe Millenials con Discapacidad, motor de futuro, de Adecco los jóvenes con discapacidad encuentran barreras adicionales en su acceso al mercado laboral. 9.477 millenials con discapacidad buscan empleo en España, sobre todo en Andalucía (26,2%), Cataluña (14,1%), Comunidad Valenciana (11%) y Comunidad de Madrid (10,1%)

Los mileniales opinan que pueden aportar a la empresa una dosis extra de esfuerzo, motivación o tolerancia a la frustración; sin embargo, creen que la discapacidad le perjudica a la hora de encontrar empleo, debido a prejuicios negativos que aún persisten en la sociedad.

La mayor parte es desempleado de larga duración y 6 de cada 10 cree que tardará más de 1 año en encontrar una ocupación. Los jóvenes sin discapacidad se muestran más optimistas: 8 de cada 10 espera tener trabajo en un plazo inferior a un año y únicamente un 2% cree que se demorará más de 12 meses.

Sólo un 8 % de los jóvenes con discapacidad tiene estudios universitarios, frente al 17,2 % de los desempleados sin discapacidad.

Aquéllos que encuentran empleo suelen hacerlo en el sector industrial, como peones (20,2 %), seguido de un 19,6 % que lo hace como personal de limpieza.

La formación de los desempleados con discapacidad sigue siendo considerablemente inferior a la del resto de los parados.

“Es necesario un modelo de educación inclusiva que ayude a equiparar la formación de los jóvenes con discapacidad con la de su generación. Muchos jóvenes con discapacidad, especialmente intelectual, terminan su formación con 18 años y su única alternativa es un centro ocupacional o Centro Especial de Empleo. El reto es ofrecerles alternativas que les permitan prolongar su formación hasta los 25 años y, de este modo, estén mejor preparados para competir en el mercado laboral”. Pablo Pineda

5 consejos para que los jóvenes con discapacidad se estrenen en el empleo de Adecco

  1. No indiques en tu currículum que tienes discapacidad. Piensa que es un dato que no determina en absoluto tu profesionalidad: lo que debes poner en valor es tu formación, experiencia y actitudes. Además, piensa que la mayoría de los responsables de RRHH no son expertos en el tema: podríamos generarles dudas y que se cuestionen si la discapacidad será un obstáculo para desempeñar el puesto.
  2. Centra tu currículum en las competencias. Si no tienes experiencia laboral previa, lo mejor es hacer hincapié en habilidades y competencias en las que destaques (iniciativa, adaptabilidad a los cambios, polivalencia), así como en actividades extracurriculares (voluntariados, estancias en el extranjero, etc). Estos detalles suman mucho cuando se trata de convencer a la empresa de que nos dé una oportunidad por primera vez.
  3. En la entrevista de trabajo, no tengas miedo de hablar de tu discapacidad. Si es visible y te preguntan por ella, explícala con naturalidad y sin tapujos. Lo importante es que el entrevistador no se quede con dudas de si puedes o no desempeñar el puesto: explícale con ejemplos reales que no tendrás ningún problema y que las funciones son compatibles con tu discapacidad. Por ejemplo, una persona con deficiencia visual puede utilizar el ordenador en igualdad de condiciones con sencillas lupas aumentativas que vienen por defecto en los ordenadores. Lo importante es despejar todas las posibles dudas al entrevistador y que no se quede con la sensación de que le falta información.
  4. Refuerza tu marca personal en Redes Sociales. Te diferenciará de otros candidatos. En igualdad de condiciones, si tienes un perfil activo en Twitter o Linkedin, el reclutador se decantará automáticamente por ti, pues se asocia con personas activas, a la vanguardia en Nuevas Tecnologías y que se esfuerzan por dar lo mejor de sí mismas. Además, si en las Redes hablas con naturalidad de tu discapacidad, demostrarás que eres una persona segura de ti misma y que no se amilana ante ningún reto.
  5. Agota todas las fuentes de búsqueda de empleo ¡sin límites! Tener una discapacidad no implica que debamos buscar sólo en fuentes específicas para desempleados con discapacidad. Piensa que existen muchas otras y que cuántas más utilices, más posibilidades tendrás: servicios públicos de empleo, portales, agencias especializadas, webs corporativas de empresas, centros de orientación en Universidades, etc. ¡No dejes ninguna!

“El futuro de nuestra sociedad depende de las nuevas generaciones, entre las cuales no podemos permitir ningún tipo de discriminación. Por ello, consideramos estratégico empoderar a los más jóvenes con discapacidad, de cara a que tengan las mismas oportunidades que el resto y su talento no quede desperdiciado en una economía que tanto les necesita”. Olafgilbert Zoder, Responsable de Administración y Personal de JYSK España

Share.

Comments are closed.